El científico que fue demasiado moderno para el premio Nobel pero lo suficiente como para llevar la academia científica a la cultura pop. Palabras, legado y reflexiones de la mente que teorizó sobre el Big Bang.

 

Stephen Hawking murió hoy a los 76 años. Había nacido en Oxford, Inglaterra, el 8 de enero de 1942. Su trabajo se enfocó principalmente en las singularidades espaciotemporales, los agujeros negros y el origen del universo. Realizó grandes aportes en la divulgación de la ciencia a través de numerosos libros y entrevistas, llegando incluso a escribir textos infantiles. Durante la mayor parte de su vida sufrió de una grave enfermedad motoneuronal, que le dificultó primero moverse y luego hablar, pero nunca hizo mella en su capacidad de trabajar ni en su gran sentido del humor.

En #BORDER seleccionamos diez definiciones de uno de los hombres más brillantes del último siglo.

1) Sobre su salud

A Hawking se le diagnosticó ELA (Esclerosis lateral amiotrófica), conocida por aquel entonces como “enfermedad de Lou Gehrig”, a los 21 años de edad. Los médicos le dieron una expectativa de vida de sólo 2 años. Finalmente, falleció a los 76 años (casualmente, la misma edad a la que murió Albert Einstein, quien nunca tuvo problemas de salud).

En el año 2009, Hawking había declarado: “No estaría aquí hoy si no fuera por el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS). Recibí una gran cantidad de tratamientos de alta calidad, sin los cuales no habría sobrevivido.

2) Sobre su familia

Hawking con su pirmera esposa, Elaine.

Hawking con su pirmera esposa, Elaine.

Hawking se casó con Jane Wilde en 1965. Tuvieron 3 hijos: Robert en 1967, Lucy en 1970 y Timothy en 1979. Se separó de Jane en 1990, y luego de su divorcio en 1995 se casó con Elaine Mason, quien había sido su enfermera desde los 80. “Es maravilloso, me he casado con la mujer que amo”, declaró. En 2006 se divorció de Elaine y volvió a establecer una relación cercana con Jane.

3) Sobre su relación con el Vaticano

Desde el año 1986 Stephen Hawking integró la Academia Pontificia de las Ciencias. En sus visitas al Vaticano como conferencista, fue saludado por los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Según Hawking, Juan Pablo II le dijo: “Está bien estudiar el universo y dónde comenzó. Pero no debemos indagar en las causas del comienzo, porque ese fue el momento de la creación y el trabajo de Dios”. En su libro El gran diseño (2010) escribiría: “Dado que existen leyes como la gravedad, el universo pudo y se creó a sí mismo de la nada. La creación espontánea es la razón por la cual hay algo en vez de nada, el por qué el universo existe, el por qué nosotros existimos. No es necesario invocar a Dios para encender la mecha y poner el universo en marcha.

4) Sobre la religión

Jane, la primera esposa de Hawking, era profundamente cristiana y esa fue una de las causas del desgaste de su relación. Hawking, al igual que Einstein, solía hablar de Dios en sus libros, pero lo hacía en sentido figurado.

Para terminar con las interpretaciones incorrectas sobre sus creencias, en una entrevista de 2014 dijo: Antes de entender la ciencia, es natural creer que Dios creó el universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir con ‘entenderemos la mente de Dios’ es que entenderíamos todo lo que Dios sabría si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo.

Consultado sobre si podía imaginar un punto en el que ciencia y religión se encontrarán de algún modo respondió: “Es más fácil que Corea del Norte gane el Mundial de Fútbol”.

5) Sobre su sistema de comunicación

Hawking perdió la voz en 1985. Unos años más tarde, comenzó a utilizar un sintetizador informático llamado Equalizer que corría en una computadora Apple II. Desde el año 1997, la empresa Intel trabajó continuamente junto a él, desarrollando su sistema de comunicación para adaptarlo a sus cada vez más limitadas condiciones físicas.

En un documental de 2010 dijo: “Aunque no puedo moverme y tengo que hablar a través de una computadora, en mi mente soy libre.

6) Sobre el cambio climático

Hawking estaba muy preocupado por las consecuencias del cambio climático. Sobre las políticas de la gestión Trump en los EE.UU. declaró: “Al negar la evidencia del cambio climático y retirarse del Acuerdo Climático de París, Donald Trump causará daños ambientales evitables a nuestro hermoso planeta, poniendo en peligro el mundo natural, para nosotros y nuestros hijos.

A tal punto consideraba peligroso el cambio climático que afirmaba que la Tierra podría “llegar a ser como Venus, con una temperatura de doscientos cincuenta grados, y con lluvias de ácido sulfúrico”.

7) Sobre el premio Nobel

Aunque muchos se preguntan cómo es que Hawking nunca recibió el Premio Nobel de Física, Hawking era consciente de que difícilmente sus teorías pudieran ser comprobadas durante su vida, condición necesaria para el galardón. Científicos especulan que la tecnología para corroborar sus investigaciones recién se desarrolle en la próxima década.

Nadie emprende investigaciones en física con la intención de ganar un premio. Es la alegría de descubrir algo que nadie sabía antes”, escribió Hawking. “Sin embargo, los premios juegan un papel importante en el reconocimiento público de los logros en física. Aumentan la estatura de la física y el interés en ella”.

8) Sobre la cultura popular

Hawking participó en numerosas oportunidades en series, películas de cine y programas de TV, como el especial que hizo para el host humorista británico John Oliver. El humor fue la parte fundamental que lo llevó de la academia a transformarse en un ícono pop.

Entre las más memorables se encuentran sus apariciones en Los Simpsons, The Big Bang Theory y Star Trek (donde compartió una mesa de poker con el androide Data, Isaac Newton y Albert Einstein).



Mientras visitaba el estudio de filmación de Star Trek, miró hacia el motor warp del Enterprise y dijo: “Estoy trabajando en eso”.

9) Sobre la muerte

Siendo ateo, Hawking no creía en ninguna forma de resurrección. En una entrevista de 2011 lo expresó claramente: He vivido con la perspectiva de una muerte prematura durante los últimos 49 años. No le temo a la muerte, pero no tengo prisa por morir. Tengo tanto que quiero hacer antes… Considero que el cerebro es una computadora que dejará de funcionar cuando fallen sus componentes. No hay cielo ni vida después de la muerte para las computadoras rotas; esa es una historia de hadas para personas que temen a la oscuridad.

10) Sobre la vida

“Primero: recuerda mirar a las estrellas y no a tus pies. Segundo: nunca dejes de trabajar; el trabajo te da significado y propósito, y la vida está vacía sin él. Tercero: si tienes la suerte de encontrar el amor, recuerda que está allí y no lo eches a perder“.

“La vida sería trágica, si no fuera divertida”.

Como #BONUSTRACK les dejamos esta imperdible charla entre Hawking, Carl Sagan y Arthur C. Clark en un coloquio educacional.

https://www.youtube.com/watch?v=rc47ApuRsRg