El gobernador de Jujuy reveló que la decisión se gestó en la reunión de mesa chica ampliada. Además se refirió a la reaparición de Sanz, el ajuste, la preocupación por la crisis en Brasil. Dice que su provincia fue la que más empleo privado creó.

 

Estas son las declaraciones más relevantes del gobernador de Jujuy y nuevo integrante de la “mesa chica” ampliada de Cambiemos, Gerardo Morales, en diálogo con María Julia Oliván en #BORDERPERIODISMO, sábados de 7 a 10 AM por Radio Nacional:

 

Creo que la mesa chica se abrió, lo que pasa es que hubo una serie de procesos que tuvimos que llevar adelante desde el radicalismo y había que ordenar los ámbitos de coordinación de Cambiemos. Alfredo Cornejo no estuvo el día miércoles pero es el primer integrante de la mesa chica por el radicalismo.

Anoche tuvimos una cena con los gobernadores -estaba Marcos Peña, Rogelio Frigerio también-, en la que se habla de todo: de la marcha del Gobierno, de cómo estamos funcionando, hemos vuelto a incorporar a Ernesto Sanz a la mesa de coordinación diaria, prácticamente. Eso está funcionando muy bien. Vamos a tener un vínculo bastante permanente para discutir temas importantes. Se habló de estrategias en el Congreso, hay también una mesa de coordinación de legisladores. Se están haciendo buenos esfuerzos para que Cambiemos funcione como coalición de gobierno.

mesa chica

Yo creo que lo peor pasó. Había una devaluación en la región, hoy se está complicando la economía en Brasil, lamentablemente así que hablamos de eso en la cena de ayer. La expectativa es que no se deteriore más la economía de Brasil porque eso genera problemas para el Mercosur y Argentina. Lo que vemos es el esfuerzo que hay que hacer, y uno de los temas más importantes que hablamos fue esto: cómo hacer para que haya menor impacto y traslado de la devaluación a la economía.

En cuanto al tema del equipo económico hay una coordinación ahora centrada en Nico Dujovne. Porque ahí también había un tema de descoordinación con algunas áreas. Se están ajustando temas sobre una crisis que fue, que no hay que negar, que la hemos visto todos los argentinos y la estamos viviendo.

Ocurre en muchos gobiernos que a los dos o tres años tienen este tipo de remezones que hay que ordenar. Creo que ha habido capacidad de comando para frenar la corrida.

El primer cuatrimestre estuvo bien. Lo que hay que hacer es que esta crisis cambiaria afecte lo menos posible. Allí está el desafío.

Ya ha habido un ajuste de tarifas importante, yo creo que en ese punto ya está. Por eso de lo que hablábamos en la mesa política es de los esfuerzos que hay que hacer para que continúe la marcha de la obra pública con las PPP.

Va a haber un encuentro, no es una competencia sobre quién ajusta más entre Nación y provincias. Una conversación del gobierno nacional con los gobernadores, para delinear cómo va a estar el presupuesto en 2019. Y ahí va a haber una conversación racional sobre cómo trabajar.

No va a caerse el plan de inversiones del proyecto Belgrano Cargas, que es un tema importante para nosotros . No estamos en una competencia para ver quién ajusta más. En mi opinión, hay que hacer un seguimiento con el tema de la formación de precios.


Nosotros venimos haciendo nuestra parte. Ya hubo un pacto fiscal a fin de año, en el que se han establecido metas para todas las provincias, que estamos cumpliendo, que estamos bajando impuestos y ordenando las cuentas. Ya hay una hoja de ruta que hemos planteado entre los gobernadores con respecto a ese tema.

Cada provincia tiene su realidad y tiene que tener su propio plan. Jujuy es la provincia que más empleo privado ha creado desde diciembre de 2015 y puede ser una de las provincias más ricas de la Argentina, pero bueno… Acá no hay provincias inviables.

Ayer firmé con empresarios que están realizando una gran inversión con parques industriales, de jujeños que es la primera vez que sacan la plata del colchón. También está esa agenda de la economía real. Nos autorizaron una zona franca en La Quiaca. Y de esto hablamos ayer. Eso es lo que va a evitar que se traslade y golpee duro esta crisis cambiaria donde también hubo mucha especulación.


No es la expectativa del radicalismo que Sanz ocupe un lugar en el Gabinete. Tenemos radicales en varios ministerios. Acá el gran esfuerzo que hay que hacer es mejorar la coordinación y participación de la política, y la vuelta de Ernesto Sanz para nosotros es muy importante, ya que necesitamos un dirigente con peso político que esté en el día a día. Ni Cornejo ni yo podemos por nuestras responsabilidades en las provincias.

La entrevista completa, aquí: