Actualidad

Hay esperanza: Adolescentes que marcharon y trabajan desde el cole contra el machismo

Hay esperanza: Adolescentes que marcharon y trabajan desde el cole contra el machismo

Mientras la consigna a favor del aborto legal fue contundente, en #BORDER encontramos otra historia: chicas acompañadas por compañeros varones, alumnos que crearon juntos una comisión de género en el centro de estudiantes y dan charlas, ante el desinterés de directivos y profesores.

 

Una vez más, los colectivos de mujeres marcharon hasta el Congreso al grito de #NiUnaMenos. Hace algunos días, comenzaban a organizarse para exigir que se cumplan sus derechos en este nuevo encuentro: el 4J.

¿Cuáles fueron las consignas? Una respuesta ante los femicidios que no cesan. Siempre, el reclamo primario y de supervivencia que unió a las mujeres como un punto de inflexión. Pero en su cuarta edición, la marcha demuestra que lo colectivo vino para quedarse y que la marcha representa la agenda de las mujeres en el momento. Y por eso no fue casual que #NiUnaMenos se vistiera de verde, en la recta final del debate por la legalización del aborto, un reclamo feminista histórico con urgencia de actualidad.

patriarcado cartel

La primera consigna, la consigna de siempre: contra los femicidios (Ph: Lola Rodríguez)

La marcha, de verde.

La marcha, de verde. (Ph: Lola Rodríguez).

El miércoles 13 de junio la iniciativa se trataría en la Cámara de Diputados. Por eso, en las calles estuvieron los pañuelos verdes y las consignas de que “en mi cuerpo, decido yo”, aún cuando pudiera haber voces disidentes en la materia. La marcha expresó también una voz mayoritaria de las mujeres que ahora se animan. Hasta no hace mucho autoproclamarse feminista despertaba connotaciones negativas. Las mujeres se muestran unidas, aún diversas.

Pero si una novedad se pudo encontrar en la cuarta ola feminista es que las adolescentes se mostraron en cantidad. Adoptaron el pañuelo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito como parte de sus uniformes, sí. Pero sumaron algo más: marcharon hasta el Congreso de la mano de sus compañeros varones.

Las adolescentes dieron el puntapié para sumar desde el inicio. Los chicos también se unieron al reclamo y mancomunados con sus compañeras. Y entre tantos grupos de jóvenes, encontramos la historia dentro de la historia.

Chicas y chicos del Albarración, organizados y marchando juntos. (Ph: Lola Rodríguez)

Chicas y chicos del Albarracín, organizados y marchando juntos. (Ph: Lola Rodríguez)

Los estudiantes de tercer año de la Escuela Municipal Paula Albarracín de Sarmiento (EMPAS) se organizaron y marcharon juntos. Ellos y ellas forman parte del centro de estudiantes de la institución, del barrio de Olivos y fueron quienes, ante la poca preocupación de sus directivos y profesores por tratar las problemáticas actuales que afectan a las mujeres, crearon una comisión de Género. Los varones decidieron que ya era hora de acompañar a sus compañeras y deconstruir su rol en el colegio y en la sociedad. Por eso, cuando ellas los invitaron a formar parte, ni lo dudaron.

“Hoy marcho con las chicas para, más que nunca, acompañarlas. Queremos crear una lucha más grande y liberadora. Mi vieja sufrió un montón en mi casa, es importante que la violencia salga a la luz de una vez por todas. La idea es marchar y no solo lucir el pañuelo verde en una foto. La mujer necesita ser libre, decidir sobre su cuerpo”, expresó Wenceslao (17). Un compañero que estaba junto a él, agregó: “No podemos seguir mirando para otro lado, las están matando. En nuestro colegio intentamos hablar de la actualidad con una perspectiva de género. Ayudarlas, como sea”.

Wenceslao, con el panueño, acompaña a sus compañeras.

Wenceslao, pañuelo al cuello, acompaña a sus compañeras.

Si bien para las chicas de la comisión de Género la legalización del aborto es el próximo objetivo a conquistar, son conscientes de que “la cosa no termina con esto”. “En el colegio tenemos muchos problemas. Necesitamos que nos hablen de sexo. Nosotras somos las que repartimos los preservativos en las aulas, nunca nadie se ocupó de este tema. No deberíamos hacerlo, pero los directivos y profesores no nos dan bola, miran hacia otro costado”, explicó Valentina y agregó: Las autoridades están en otra, por eso armamos este espacio. La idea es que podamos hablar de lo que nos está pasando”.

Valentina, junto a su compañero Mateo. Dice que los profesores no les quieren hablar de sexo.

Valentina, junto a su compañero Mateo. Dice que los profesores no les quieren hablar de sexo. (Ph: Lola Rodríguez).

En total, una treintena chicos y chicas de todos los cursos del colegio integran la comisión. A la marcha fueron ocho.

Los de tercero parecen ser los más entusiastas. Son los que llevan la voz cantante. Los que cuestionan a los profesores. Los que plantean debates. Y los interpelan a la dirección. A tal punto que aquellos -los directivos- les pidieron que ellos -los alumnos- encararan una serie de talleres para otros alumnos. Y así comenzaron por armar charlas sobre micromachismos o violencia de género para los más chicos de primero polimodal, los más chicos del secundario.

Los chicos, también frente al Congreso por #NiUnaMenos.

Los chicos, también frente al Congreso por #NiUnaMenos.

Para los talleres les facilitan un espacio en el colegio. Pero no mucho más. Los chicos cuentan que, hasta ahora, los profesores no quisieron involucrarse: les dijeron que no se sienten capacitados. Algunos creen que no quieren arriesgarse a hablarles de sexo u algún otro tema que consideran controversial.

Camila, la chica rubia, junto a sus compañeros en la marcha.

Camila, la chica rubia, junto a sus compañeros en la marcha. (Ph: Lola Rodríguez).

Como en todos los órdenes de la vida, tampoco todos los alumnos se interesan. “En mi curso hay muchos compañeros y compañeras que no quisieron unirse a nuestra lucha. Muchas veces, son los que tiran comentarios desafortunados y se ríen de lo que pasa en la sociedad”, reveló Camila, quien con una sonrisa, emitió un mensaje esperanzador, que se aplica en la escuela como en la marcha: “Más allá de que algunos piensen diferente, siempre intentamos debatir. Lejos de darnos por vencidos elegimos pararnos desde otro lugar y hacer algo al respecto”.

ni una menos 4

(Agradecemos las fotos de Lola Rodríguez, gentileza para #BORDER. Para ver más material, su Instagram es @lolarawfotografia).

 

Actualidad
Agustina Rinaldi @agustirinaldi
@agustirinaldi

Me llamo Agustina Rinaldi, soy periodista 2.0 de la revista Paparazzi y colaboradora externa en el diario La Nación. En el pasado, escribí sobre moda en Punta del Este Magazine y sobre vinos en publicaciones comerciales. Soy feminista (cursando una maestría de Estudios de Género). Amante de los gatos y la poesía.

Más de Actualidad

arrepentidos

Catarata de arrepentidos: ¿Se desvirtúa un arma jurídica clave?

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc14 ago 2018
lavajato

Cómo copiar el Lava Jato por el que Brasil recuperó 3 mil millones de la corrupción?

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc12 ago 2018
Oyarbide portada

Cómo la causa de los cuadernos impacta en todos los juzgados de Py

Karina Poritzker @karipori109 ago 2018
boudou portada

Corrupción: La hora de recuperar lo robado

Border Redacción Remota07 ago 2018
Rigel

Tragedia del pesquero Rigel: Otro derrotero en busca de justicia

Karina Poritzker @karipori101 ago 2018
profe portada

Es uno de los docentes más jóvenes del país, lo balearon y cuenta por qué no hace paro

Border Redacción Remota30 jul 2018
pity alvarez rolling

La intoxicada relación de Pity Álvarez con las armas

Mauro Fulco @maurofulco12 jul 2018
amenazas escuelas portada

Embargos y citaciones a padres: El derrotero judicial de las amenazas de bomba en escuelas

Karina Poritzker @karipori102 jul 2018
pruebas voto electrónico portada

Las pruebas de que las máquinas de #VotoElectrónico del Congo se diseñaron para Argentina

Javier Smaldone @mis2centavos28 jun 2018
nyt border portada

#VotoElectrónico: La nota de #BORDER llegó al New York Times y al Washington Post

Border Redacción Remota28 jun 2018

Compartir con un amigo