Política y Economía

Ante el acuerdo con el FMI, ¿hay margen para compensar a los más vulnerables?

Ante el acuerdo con el FMI, ¿hay margen para compensar a los más vulnerables?

Mientras el Gobierno evalúa bonos y aumentos en asignaciones, la inflación acorrala a los más pobres, que se endeudan. La caída real del poder adquisitivo, en comparación con las canastas básicas que significaron en 2001, 2015 y este año.

 

El Gobierno cerró un acuerdo con el FMI que plantea un duro ajuste del gasto público. No obstante, desde el oficialismo apuntan que hay margen para compensar a los sectores más vulnerables, pero ¿cuánto perdieron ya?

Un reciente informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) titulado “La cuestión social” muestra que el punto de partida del poder adquisitivo de aquellos más necesitados es históricamente bajo y que será difícil recuperar lo que la inflación ya les arrebató.

CEPA 2

El trabajo toma tres años para realizar la comparación: 2001, 2015 y 2018. Al cotejar cuántas “canastas equivalentes” de bienes adquiere un salario mínimo, encuentran que mientras en 2001 alcanzaba para 7,55 y en 2015 para 15,62, para el año en curso tan solo alcanza para adquirir 9,43 canastas básicas.

 

Haciendo el mismo análisis, pero tomando como ingreso a la jubilación mínima, los guarismos son los siguientes: 5,66; 12,01 y 8,04 respectivamente para los años bajo estudio.

CEPA gráfico

¿Cómo se explica este marcado deterioro? En primer lugar es difícil soslayar las grandes dificultades que ha tenido esta administración en controlar el proceso inflacionario, siendo víctimas por momentos de un exceso de optimismo: bastaba con recorrer las experiencias de algunos países de la región como Chile y Colombia, por ejemplo, para reconocer que sus procesos de desinflación han demorado alrededor de diez años en arribar a tasas de un dígito.

Tras sucesivas metas incumplidas, marchas, contramarchas y recambio de la conducción del BCRA mediante, la inflación se encamina a cerrar el tercer año de Cambiemos con un alza acumulada del 166%; ni el más pesimista hubiese imaginado estos números.

El segundo componente preocupante en esta dinámica es que, en los últimos tiempos, la evolución de los precios de los alimentos y bebidas ha estado por encima del promedio, lo que representa un claro perjuicio para aquellos segmentos que destinan proporcionalmente mayor parte de su consumo a este tipo de bienes.

Por la sensibilidad que el tema acarrea desde el Gobierno analizan medidas paliativas de distinta índole, desde bonos de suma fija hasta revisiones al índice por el que se actualizan jubilaciones, pensiones y asignaciones.

Desde algunos sectores de la oposición también se hace énfasis en atacar directamente el incremento de precios de este grupo de bienes. Estas propuestas apuntan a la eliminación de la elevada carga impositiva -como el IVA– que hoy afecta a los mismos, llevando alivio al bolsillo de los consumidores.

CEPA 1

Sin embargo, el BCRA se ha obstinado en atacar el problema inflacionario únicamente a través de una política monetaria restrictiva que ha llevado la tasa de interés hasta valores incongruentes con el sano desarrollo del sector productivo.

Un aspecto poco mencionado de esta suba abrupta de la tasa de interés es el impacto sobre las finanzas de los sectores más vulnerables: endeudados ante la merma en su poder adquisitivo, la carga de intereses se acumula indefectiblemente empujándolos a restringir cada vez más su saldo disponible para consumo de productos de primera necesidad. Paradójicamente, el remedio es tan malo como la enfermedad.

De no revertirse esta situación, muy probablemente los indicadores de pobreza e indigencia empiecen a mostrar un deterioro significativo en los próximos meses, llevando a un clima de conflictividad social creciente.

En definitiva, la proclama de “ajuste con sensibilidad social” pareciera en la práctica no ser más que una contradicción: los sectores más vulnerables ya vienen experimentando los efectos de esta crisis y es probable que la respuesta sea tanto insuficiente como a destiempo.

Política y Economía
Santiago Cámpora @santiagocampora
@santiagocampora

Economista y lector apasionado. Padre orgulloso de un adolescente de 3 años. Corredor ocasional. Peronista pura sangre.

Más de Política y Economía

Portada irregular final

Todos flojos de papeles: Irregularidades en la campaña porteña del oficialismo y la oposición

Leonardo Nicosia20 sep 2018
CFK en Recoleta

Con la plata que, según los Cuadernos, se entregó en la casa de CFK se podrían construir más de 2.000 viviendas sociales

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez19 sep 2018
cristina acciones civiles

Acciones civiles: Por qué el Estado debería activarlas para recuperar el dinero de la corrupción

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc17 sep 2018
siley igualdad

En Diputados no se ponen de acuerdo ni por la igualdad… de género

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez14 sep 2018
lorenzetti portada

Antes de dejar la presidencia de la Corte, a Lorenzetti le cerraron dos causas

Karina Poritzker @karipori113 sep 2018
gobernadores cfi

“Esto es un quilombo”: Roscas e intereses que dividen a los gobernadores del PJ

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez12 sep 2018
presupuesto gobernadores

Presupuesto 2019: Ambigüedades políticas a la hora de repartir el ajuste

Santiago Cámpora @santiagocampora12 sep 2018
Verna

Por qué el gobernador Verna es el más díscolo para Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7711 sep 2018
Fabrica

En medio de la recesión, el Gobierno busca darle más oxígeno a las pymes

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez07 sep 2018
cfk carrió

138 testigos en el primer juicio contra CFK: Por qué Carrió, denunciante, no será uno ellos

Karina Poritzker @karipori105 sep 2018

Compartir con un amigo