Sus bienes pasaron de $55,7 millones a 126,9 desde que asumió hasta principios de año, según su última declaración jurada. En 2017 apostó a las Lebacs que ahora debió desactivar. Cambio en inversiones cuestionadas, sus dos barcos, un campo millonario en Santiago del Estero y los dólares en el exterior.

 

Recién acaba de trascender su última declaración jurada y Luis Caputo debe estar preparando los números para presentar otra. Es que con su sorpresiva renuncia como presidente del Banco Central -que desde el Gobierno insisten en tildar ahora como programada- el flamante exfuncionario deberá presentar en los próximos días su declaración de salida ante la Oficina Anticorrupción.

Así y todo, entre 2015, cuando asumió como secretario de Finanzas, de la mano de su exsocio Alfonso Prat Gay, hasta 2017, cuando ya era ministro de esa área luego absorbida por su rival interno Nicolás Dujovne, Caputo poco más que duplicó su patrimonio en pesos: pasó de informar bienes por $55.750.494 al asumir a $126.936.267 a fines del año pasado.

En su última declaración jurada, que corresponde a su cargo como ministro -Caputo estuvo sólo 3 meses al frente del Central, tras la salida de Federico Sturzenegger- aumentó sus bienes en apenas 2,7 millones de pesos, pero se observan algunas curiosidades y paradojas.

  • En diciembre del 2017, ya como ministro de Finanzas, Caputo apostó a las LEBACS e invirtió $ 8.784.263,74. La paradoja es que meses luego, desde su cargo en el Banco Central, sería el encargado de empezar a desactivar y desincentivar esas mismas letras financieras cuyo resultado personal, deberán verse en su próxima DDJJ.
  • Para intentar combatir las corridas bancarias, Caputo apostó a otros bonos, los famosos BOTES, como herramienta financiera. Sin embargo, en su patrimonio personal decidió desprenderse de los propios. Es que el año pasado, el exfuncionario vendió sus dos barcos: un bote semirrigido de un motor y 6,78 metros de eslora, marca “Jamaha” (sic), importado, adquirido en 2010 y tasado en 50 mil pesos; y una nave Volvo Penta, modelo Chris Craft y de nombre “Colita”, de 3,22 metros de eslora, adquirido en 2013 y valuado en $1.131.384,01.
  • Caputo también se habría desprendido -o amortizado- un scooter Kymco, declarado en $7.857 y adquirido en 2009 y un cuatriciclo Yamaha 125, modelo 2011, valuado en $24.600.
  • El año pasado, Caputo fue cuestionado por su relación con el fondo de inversión Axis -y por no haber declarado la firma Noctua, controlante del mismo y cuyo vínculo surgió en los Paradise Papers-. El exministro negó ser propietario incluso después de la publicación de documentos de la SEC. La novedad no es que declaró esa firma sino que quitó todas sus inversiones de ese fondo, que ascendían a 11,3 millones de pesos. Optó, en cambio, por disminuir también su exposición en el fondo Gainvest (de 6,9 a 6,3 millones de pesos) y apostar a Fima, del banco Galicia, donde invirtió casi 10 millones de pesos.
  • Caputo amplió su cartera de acciones en las petroleras YPF y Petrobras y decidió vender las de la eléctrica Edenor. Además, sostuvo las acciones de cinco sociedades propias, entre ellas, la forestal Palmeral Chico SA, que valuó en 20,8 millones de pesos. Sin embargo, blanqueó su desvinculación de APL Economía, al vender su participación de 177 mil pesos. Esa consultora era la empresa que compartía con Prat Gay y por la cual ambos exfuncionarios habían sido advertidos por la OA sobre posibles conflictos de intereses de mantener vínculos.
  • Cuando era secretario de Finanzas, Caputo decidió abrir una cuenta en Estados Unidos con lo correspondiente en dólares -que no detalló- a 722 mil pesos. En su última declaración jurada, esa cuenta subió a 5,4 millones de pesos, lo que tasó unos 292 mil dólares a 18,5.

En ladrillos, Caputo también se expandió durante su paso por la función pública. En marzo del 2016, adquirió un campo de 8.153 hectáreas en Alberdi, Santiago del Estero, que valuó en 36,5 millones de pesos. Y en noviembre de ese año, invirtió 100 mil pesos por el 16,67% de dos cocheras porteñas. Esos bienes se sumaron a tres departamentos porteños, uno tasado en 1,5 millones de pesos, otro de 263 mil pesos y el tercio de un tercero heredado, tasado en 211 mil pesos, además de una cochera de 20 mil pesos. Caputo también tiene la mitad de un terreno en Pilar por 160 mil pesos, una casa en Benavídez tasada por un total de $4,4 millones y otra en Villa La Angostura, por $5,1 millones.

Declaración Jurada de Luis Caputo 2017 by DanielSeifert on Scribd

El ex titular del Banco Central adujo “motivos personales” para su renuncia. La sorpresiva decisión intentó ser disimulada por el Gobierno, desde donde dejaron trascender que su salida era poco más un pedido del FMI para llegar al acuerdo. A Caputo se le cuestionaba continuar interviniendo en el mercado para regular la cotización del dólar.

Las buenas famas del gobierno de Macri parecen pasar rápido. El Presidente lo había comparado como un Messi de la economía no hace mucho y, como primo de su amigo “Nicky” Caputo parecía un intocable, ensalzado hasta el cansancio por su peso ante los mercados.

Macri incluso evaluó reintegrar en su gabinete a su socio Prat Gay, el día que decidió reformular su equipo. Sin embargo, hoy Dujovne, su rival interno, le dio los saludos de despedida desde Nueva York, cerca de Macri, y anunciando a su sucesor: Guido Sandleris, hasta ahora secretario de Política Económica, del equipo de Dujovne.