Llegando al mes de las reuniones y despedidas, nada mejor que mejorar tu mesa con una buena selección de dips que llenan y complementan. Secretos para un buen hummus. Guacamole, ciboulette y una salsa de zanahorias.

 

Hola gente! ¿Cómo están?

Disfrutando los primeros calores supongo. Debido a eso y a la época del año en la que seguramente surgen las despedidas y demás, se nos ocurrió hacer salsitas frías para dippear y acompañar una buena picadita.

Vamos a arrancar preparando hummus, una crema de garbanzos típica de la cocina árabe. Seguidamente les recomiendo una salsa de ciboulette, una de zanahorias y el clásico guacamole, que sirve perfectamente para untar además de ser una opción original.

Les sugiero que preparen los grisines, panes, nachos y tostadas y comiencen a disfrutar.

¿Empezamos?

HUMMUS

hummus

INGREDIENTES:

-1 lata de garbanzos precocidos.

-1 cucharada de tahini o pasta de sésamo (se consigue en dietéticas).

-1 diente de ajo grande,

-2 cucharadas de aceite de oliva.

-Jugo de 1/2 limón.

-1 cucharadita de perejil picado fresco.

-Sal a gusto.

PREPARACIÓN:

Para esta receta se necesita tahini o pasta de sésamo. Podés comprarla hecha o podés hacerla vos mismo tostando semillas en una sartén y triturándolas con una pizca de sal y unas gotitas de aceite de sésamo.

También podés hacerla con garbanzos secos, a los cuales deberás cocer previamente. Recordá que hay que dejarlo en remojo durante una noche y al otro día cambiarles el agua y hervirlos hasta que estén tiernos.

TIP: Si querés apurar el proceso de los garbanzos secos podés ponerlos en el microhondas 15 minutos en el doble de tazas de agua que la cantidad que uses. Cuidado al sacarlos que queman.

El proceso para preparar el hummus es sencillo. Solo tenés que triturar todos los ingredientes en procesadora o mixearlos con la minipimer.

Debes procesar bien todo hasta obtener una pasta suave. Espolvorear con el perejil y ¡listo!

 

GUACAMOLE

guacamole

INGREDIENTES:

-2 paltas medianas maduritas.

-1 tomate mediano bien colorado picado en cubitos.

-½ cebolla mediana picada.

-2 cucharadas de jugo de limón.

-1 cucharada de aceite oliva.

-1 cucharadita de chile picado (solo si te gusta picante).

-1 cucharada de cilantro picado (esto también es opcional).

PREPARACIÓN:

Esta preparación es sencilla como la anterior. Tené en cuenta que es muy importante que piques bien chiquita la cebolla y que el tomate también esté cortado en daditos bien pequeños.

Solo debés pelar la palta y pisarla con tenedor hasta que quede hecha puré.

TIP: Para saber si las paltas están a punto tenes que apretarle los extremos y debe estar blanda o sacarle el canutito y que tenga color piel -verde es maduras, negro es pasadas.

Luego agregar allí la cebolla, el tomate, el limón, el aceite y, en el caso de quererlo picante, también el chile.

Mezclar bien todo.

A mí particularmente no me gusta el cilantro, por eso le agrego perejil picado. Eso es a tu gusto.

Podés usarla para untar o para unos ricos tacos.

 

SALSA DE CIBOULETTE

salsa ciboulette

INGREDIENTES:

-2 cucharadas de mayonesa.

-3 cucharadas de queso blanco.

-Sal a gusto.

-Pimienta a gusto.

-Ciboulette picado c/n.

PREPARACIÓN:

Para esta salsita es necesario que saques el cocinero que tenés adentro.

Vas a mezclar todos los ingredientes menos el ciboulette y a probar la mezcla. Tiene que quedar un sabor agradable, que no se note mucho ni la mayonesa ni el queso blanco. De acuerdo a tu paladar vas a ir agregando mpas de lo que creas que necesita.

Una vez que tenés lista esa base, agregar el ciboulette picado y mezclar. ¡Rapidísimo!

Esta base que te conté sirve para hacer cualquier tipo de sabor de salsa con aromáticas.

Podrías agregarle en lugar de ciboulette, cualquiera de ellas picada y le estás cambiando el sabor. Podés variar con albahaca, menta, salvia, perejil -o la variante provenzal, con ajo-, eneldo, y hasta cilantro, si te gusta.

SALSA DE ZANAHORIAS

salsa de zanahorias

Para esta salsa vamos a usar la misma base que para la de ciboulette. Vas a mezclar mayonesa y queso crema hasta que logres el gusto justo. Solo que en este caso vas a agregarle a eso, puré de zanahorias, sal, pimienta y unas gotas de salsa de soja.

Siempre es conveniente probar para lograr el punto de sabor que más te guste.

No es nada complicado.

Como verán, con la misma base podemos variar y hacer miles de sabores. O probar con otros purés, como de berenjenas, zapallo o batatas.

También a esa base le podemos agregar aceitunas, morrón, algún condimento seco, pickles, pimentón, semillas de sésamo y lo que se les ocurra.

Dejen volar el paladar y la imaginación y preparen una buena y variada mesa para dippear.

Y eso es todo por hoy, espero que les guste y que las disfruten.

Me despido dejándoles un abrazo grande y mis cariños.

libro gricelGricel

Seguime en Instagram!

y si querés cocinar sencillo, conseguí mi libro