PBI per capita. Desempleo. Inflación. Tres variables económicas para comparar la situación del país con las variables que exponen los países que integran el foro que se desarrolla en Buenos Aires. Nos sentamos en la mesa de discusión, pero ¿cuán lejos estamos?

 

Mientras la Argentina comienza a recibir a los líderes del G-20 y la Ciudad de Buenos Aires observa con expectativa la cumbre de presidentes custodiada con un enorme despliegue de fuerzas de seguridad, resulta ilustrativo repasar cómo se encuentra “rankeado” nuestro país respecto a sus pares del grupo en algunas variables económicas. Nos sentamos a la mesa de discusión, pero ¿cuán lejos estamos?

Lo primero que podemos mencionar es que el grupo de los 20 concentra el 73.4% del PBI a nivel mundial, lo que marca a las claras el poderío en términos económicos de las naciones miembro, y la representatividad de las discusiones y decisiones emanadas.

Mención especial se llevan China y los Estados Unidos, los dos países que en términos absolutos generan el mayor producto bruto (medido a paridad de poder adquisitivo): 23 billones de dólares el país asiático y 19 billones la economía norteamericana.

Ahora bien, ¿si tomamos el producto bruto per cápita, la tasa de inflación y la tasa de desempleo, como queda el ranking?

Estados Unidos encabeza el ranking con 59.500 dólares de PBI per cápita, mientras en el otro extremo encontramos a la India con 7.200, país que, si bien viene mostrando envidiables tasas de crecimiento económico en los últimos años, es uno de los países más populosos del mundo (1.340 millones de personas). Argentina se encuentra en el puesto 14º, por encima de sus pares latinoamericanos México y Brasil. Sin embargo, es muy probable que luego de un año de brusca devaluación y recesión económica, caigamos algunas posiciones. No obstante, de lo ilustrativo del gráfico, no es menor señalar que la medición del producto per cápita no permite observar cómo se distribuye el mismo, existiendo dentro del G20 países con grandes inequidades como Sudáfrica, con un índice de Gini de 63 (uno de los más altos del mundo). En materia de tasa de desempleo el panorama es más parejo: dejando de lado los casi 28 puntos que evidencia Sudáfrica, las economías del G20 se mueven en el rango del 3 al 13%.  

 

Finalmente, en materia de inflación, nuestro país es por lejos la economía que muestra mayores desequilibrios. La Argentina “lidera” holgadamente el grupo con una inflación que en 2017 cerró en 24,8% y que para este año se ubicará muy cerca del 50%.

En el otro extremo, encontramos a Arabia Saudita, con una deflación del 0,8% durante el mismo año. Evidentemente nuestras tasas de inflación representan la “anomalía” más notoria de nuestra economía frente a este selecto grupo.

En definitiva y más allá de los números es incierto si la celebración del G20 en Argentina bastará para calmar el malhumor de los mercados hacia nuestro país, con un riesgo país que cerró el miércoles por encima de los 700 puntos.

Si bien se han organizado numerosas reuniones bilaterales y existe expectativa en avanzar en la firma de acuerdos comerciales (entre ellos Mercosur-Unión Europea), para los más escépticos se tratará una nueva puesta en escena del famoso “volver al mundo”, sin que el mundo nos dé demasiado a cambio.