El jefe de Gabinete se reunió con voluntarios en el bunker del PRO. Intentarán replicar el plan de mensajes masivos que usó Bolsonaro en Brasil. E instalar candidatos en los celulares. Geolocalización política y herramientas “Bussiness” y “Enterprise” para los “Sin Tierra”.

 

Tras la cumbre del G-20, el Gobierno quiere aprovechar el aura triunfalista y acelera la puesta a punto de la maquinaria electoral para la campaña 2019: en el bunker PRO de calle Balcarce, a cuatro cuadras de la Casa Rosada, ya comenzaron las capacitaciones sobre nuevas herramientas tecnológicas para llegar a los electores.

Un ejemplo es la utilización de la aplicación WhatsApp por parte de los candidatos que buscaría replicar el exitoso envío de mensajes masivos de Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil.

Quien regresó al emblemático edificio ubicado en Balcarce 412 es el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que volverá a ser jefe de campaña del oficialismo. Se trata del edificio que el partido fundado por Mauricio Macri alquila desde 2014 y está finiquitando su compra: pagará poco más de 2 millones de dólares por sus 4 pisos más terraza que suman unos 1.500 metros cuadrados. “Estamos en los trámites finales pero sí”, respondió el apoderado del PRO, José Torello, cuando se lo consultó sobre si el partido ya había adquirido el inmueble.

Lo cierto es que en el histórico bunker desde hace semanas se vive una febril actividad. Federico Morales y el ex subsecretario de Vínculo Ciudadano Guillermo Riera -renunció en la primera fusión de secretarías del gabinete nacional- coordinan en el bunker PRO la comunicación digital. Hasta allí concurren intendentes, concejales candidatos a desplazar a los barones del Conurbano y dirigentes “amarillos” para comenzar a diagramar la campaña electoral que se viene. “Estamos en la fase de organizaciòn”, describió una calificada fuente consultada.

Aunque desde hace años el PRO le ha dado mucha importancia al marketing político, con algunas estrategias tomadas de la campaña que llevó a Barack Obama a la Casa Blanca, ahora estudian sumar la plataforma de comunicación que grandes réditos le dio a Bolsonaro para convertirse en el sucesor del Michel Temer.

Se trata de la popular aplicación de chat, en rigor de WhatAspp Business, la versión para negocios de la popular plataforma de mensajería instantánea, y también la versión Enterprise, pensada para grandes empresas y corporaciones (léase también organismos o movimientos políticos).

“Es una buena herramienta de comunicación y nosotros probamos como siempre la mejor manera de estar en contacto con la gente. Hoy esta aplicaciòn es uno de los canales que más se utiliza con los celulares y estamos probándolo para ver si funciona”, explicó la misma fuente.

Ya es un sello de la comunicación de Cambiemos escuchar a funcionarios hablar de los grupos de WhatsApp que comparten. El propio presidente Mauricio Macri suele contactar periodistas y funcionarios por ese medio y de allí para abajo: hasta los voceros se manejan más por chat que por teléfono. Pero ahora el plan es llevarlo a la campaña.

Por ejemplo, un candidato a una intendencia del GBA ya la está utilizando para la pre-campaña. “Permite dar mi número a 3 mil personas y mantener contacto con cada uno. Y después anunciar actividades según la geolocalización de cada contacto”, indicó ante la consulta de este medio.

Esta herramienta tecnológica es utilizada, por ejemplo, por los “Sin Tierra”, es decir, aquellos dirigentes de Cambiemos que aspiran a ganar las intendencias del GBA gobernadas, en su mayoría, por el PJ. Explican que, “en la época electoral más picante”, el chat de mensajería le permitiría sortear las maniobras de los punteros del conurbano profundo, como son los anuncios de actos o las pintadas de paredes. “Le quebrás esta veta comunicacional: hace 10 años esto no existía y ahora podés comunicarte con el ciudadano sin intermediarios, graficó un dirigente PRO.

Es que los canales de comunicación serán en el ida y vuelta a través de un número de Whatsapp y también a travès de canales de Cambiemos que pueden linkearse a travès de Facebook -la empresa fundada por Mark Zukerberg es también propietaria de la popular app- y de esta manera, al clickear un anuncio político en la red social se podrá acceder al número del político local -o al menos de su equipo- para establecer una conversación. La plataforma de chats permitiría a los candidatos administrar este fabuloso volumen de datos.

Al clickear un anuncio político en la red social se podrá acceder al número telefónico del político local -o al menos de su equipo- para establecer una conversación

Pese a la severa crisis económica que atraviesa el país, en el oficialismo siguen con la meta de intentar renovar las intendencias propias de la provincia de Buenos Aires y de pelear otras gobernadas por la oposición. En la populosa tercera sección electoral, cuentan que tienen chances de ganar en Esteban Echeverría, Florencio Varela -donde es candidato Pablo Alaniz, el único discípulo de Peña que compite en el GBA-, y en Avellaneda, donde seguramente se postulará para competir por la intendencia la senadora Gladys González.

Por otro lado, en el bunker de Balcarce 50 siguen intentando hacer crecer el voluntariado PRO que, afirman, sumó 15 mil adherentes en el último mes en medio de la crisis económica. Este grupo de 300 mil personas ayudará en fiscalización de las elecciones nacionales del año próximo. “Además de ser voluntario, es el jefe”, cuentan sobre Peña los jóvenes PRO al mando de la maquinaria electoral amarilla.

Mientras tanto, el Consejo Nacional del PRO cerrará el año el próximo 10 de diciembre con un encuentro en Parque Norte donde se oficializará el operativo reelección en los 3 distritos màs importantes del país: Nación, Provincia y Ciudad.

Y los dirigentes “Sin Tierra” tendrán su cumbre el próximo 15 de diciembre, desde el mediodía, cuando se reúnan en el “Foro del Cambio 2019” en el “Deck 39” de Tigre, donde comenzarán a dialogar sobre las estrategias electorales en los distritos del Conurbano.