En octubre próximo se va a saber la verdad: quien será el candidato más votado, pero mientras tanto, nos guiamos por los sondeos de opinión. La irrupción de Sergio Massa en el escenario de la Provincia de Buenos Aires lo ubicó con una intención del 10 por ciento del segundo, el candidato del Frente para la Victoria Martín Insaurralde.

Eso por el lado del electorado, mientras que los medios también tienen su preferido: el mismo Sergio Massa; que  es el más nombrado en medios gráficos, radio y televisión según un sondeo realizado por el Grupo Identidad.

Mérito de los cada vez más modernos equipos de comunicación que trabajan en la campaña de los candidatos o de la propia fascinación por las figura del intendente de Tigre, la cobertura sobre sus actividades y declaraciones supera en un 40%sobre su rival oficialista, Martín Insaurralde. En tanto que la primera candidata del Frente Progresista Cívico y Social, Margarita Stolbizer, es la más invisible a la cobertura de los meidos masivos.

Si bien el candidato oficialista despertó mayor curiosidad por desconocerse su trayectoria política, Massa captó gran atención mediática en base a las especulaciones que se generaron sobre su candidatura hasta el último minuto del cierre de listas. Ahora, su  desafío es mantenerse en ese espacio moderado que no es Ka ni AntiKa .

Uno de los datos más interesantes que revela el estudio es que ninguno de los candidatos más representativos (Massa , Insaurralde, De Narvaez y Stolbizer) ha cambiado su perfil en Twitter ni se muestra como candidato a diputado por la Provincia de Buenos Aires. En la red social Francisco De Narvaez es el más popular con más de 200 mil seguidores, mientras que e Insaurralde, tiene sólo 20 mil.

Si se compara la relación de la cobertura entre el gobierno y los candidatos, gana Cristina Kirchner, cuya figura aparecerá en la boleta del Frente para la Victoria y se presenta como la gran traccionadora de votos para ese espacio que conserva el segundo lugar en las encuestas  pese al crecimiento de la imagen negativa de Cristina Kirchner generado en gran parte por las denuncias de corrupción conocidas en  los últimos meses a través del programa que conduce Jorge Lanata.