Ya termina Roland Garros en Paris, el segundo Grand Slam del año. Los medios debaten las causas de la aplastante paliza que el serbio Novak Djokovic aplico al español Rafa Nadal. Sin embargo, esa derrota no borra el grado de leyenda que adquirió el mallorquín.

Por Fernando Sommantico (@ferlegend1)

Con sus 9 triunfos quedo en la historia como el más ganador y seguramente pasara mucho tiempo para ver a otro jugador que por lo menos se arrime a esta cantidad de victorias. Nadal es un jugador muy admirado y celebrado en el mundo del tenis incluido en Francia, pero paradójicamente también es donde más se lo agravia. No se sabe bien si es por envidia, por rivalidad con España, (me refiero al plano deportivo exclusivamente) o porque pese a todo tienen información cierta de que Rafa usa sustancias prohibidas para jugar, que no son detectadas por los controles antidoping. Aún con esa sospecha dando vueltas, algunos medios franceses son muy agresivos, diría casi únicos en publicar insinuaciones de todo tipo acerca de Nadal. Charly Ebdo este año no fue la excepción. Su polémica tapa suspicazmente se refiere a Nadal sin mencionarlo. Se pueden ver detalles inequívocos: cómo que agarra la raqueta con la mano izquierda, la vincha que apunta al español, etc. Pero fueron más lejos todavía y extendieron la sospecha a los jueces de línea y los ballboys, ya que parodian a unos aspirando y a un joven bajo los efectos de las drogas. En otras palabras, la revista derramó una mancha sobre todo el tenis. Ello lo nubla todo y suena a injusto. Vaya uno a saber porque metieron a todos en la misma bolsa. Sin ganas de entrar en un debate estrictamente técnico, me pregunto ¿la libertad de expresión tiene una extensión de tal magnitud que permite arrojar un manto de sospechas sobre todo el tenis? Es más, supongamos que tienen pruebas que incriminan a Nadal, ¿Ello permite ensuciar al resto?, ¿Sabrán los creadores de esta tapa que los ballboys son en su gran mayoría chicos de 10 a 18 años que practican tenis? Me parece terrible que en nombre del humor y de la libertad de expresión se manche a los chicos, a los mismos chicos que les inculcamos que se acerquen al deporte y se alejen de la play station para que mejoren su calidad de vida. Es verdad que hubo algunas repercusiones, la RFET expresó una «protesta pública y firme” y banco a Nadal igual que cuando lo denunciaron ante el Canal Plus Francia hace un par de años por emitir un video con connotaciones similares. Para terminar, quiero resumir lo que pienso: Charlie Hebdo, esta vez te fuiste al carajo