Toda fecha conmemorativa es óptima para agasajarnos en la cocina. Y más aún cuando. ahora con el día de la Tradición, nos podemos dar la excusa perfecta para saciarnos del dulce patrio.

 

¡Hola gente! Un gusto como siempre saludarlos.

Estamos próximos al 10 de noviembre, día de la Tradición.

Por eso esta semana decidimos compartir recetas conmemorando tan importante fecha.

¿Qué más tradicional que la pastafrola y las empanadas?

Y para hacerlas más argentinas aún, las vamos a preparar de dulce de leche. Un toque audaz, delicioso, original y bien nuestro.

Me pareció lindo contarles también, dada la ocasión, un poco de historia. Si. La historia de la delicia en cartel de esta semana: la del dulce de leche.

Dicen que su origen se remonta al año 1829 cuando en la estancia “El Pino”m en Cañuelas, de improvisto llegó el General Lavalle mientras Juan Manuel de Rosas, su adversario, dormía la siesta.

La cocinera tenía leche con azúcar en el fuego para agregarle al mate y, dado la inesperada y sorpresiva visita, se la olvidó. Cuando volvió se encontró no solo con que no se había quemado, sino que se había formado una deliciosa crema dulce.

Obviamente hay diferentes teorías con respecto a su origen. Algunos aseguran que se comía este dulce en el sudeste asiático desde la antigüedad. Habría pasado desde allí a Filipinas y por el Pacífico, directamente a México. Más precisamente a Acapulco.

Más allá de las controversias, yo opino como la genia de Ximena Sáenz: “si no es argentino, igual debería decirse que sí lo es”.

Lo merecemos por adopción, tenencia y distribución. Combinamos todo con este manjar casi por inercia. Lo agregamos a tortas, tartas, masitas, helados, alfajores, churros, panqueques, facturas, milhojas, pastelitos y ¡¡cuántas cosas m’as!!

Hasta conocí a alguien que comía salchichas con dulce de leche. Y bueno…sobre gustos no hay nada escrito, ¡che!

Ahora sí, vamos a las recetas.

PASTAFROLA DE DULCE DE LECHE

photo (6)

INGREDIENTES PARA UNA TARTERA DE 24 CM DE DIÁMETRO:

PARA LA MASA:

-250 grs de harina leudante.

-7 cucharadas colmadas de azúcar.

-125 grs de manteca.

-1 huevo.

-1 cucharada esencia de vainilla.

-Ralladura de limón.

PARA EL RELLENO:

-400 grs de dulce de leche repostero (un pote grande).

-Coco rallado c/n.

-1 huevo batido para pintar.

PREPARACIÓN:

1.- Cremar en un bowl la manteca con el azúcar.

2.- Agregar allí la harina, el huevo, la esencia y la ralladura y mezclar bien hasta formar una masa. Si es necesario, agregar un chorrito de agua fría (con cautela, no te pases de agua) para unir más. Que no quede muy húmeda. Es una masa suave y lisa que prácticamente no hace falta amasar. Es más bien armar un bollo.

3.- Llevar el bollo envuelto en papel film o nylon a la heladera por 30 minutos.

4.- Luego de retirar de la heladera guardar ¼ aproximadamente del bollo para luego armar las tiritas.

5.- Enharinar la mesada,  y estirar la masa con palote. Debe quedar de un espesor de aproximadamente 5 mm.

6.- Una vez estirada, enrollarla en el palo de amasar y desenrollarla sobre el molde para tarta.

photo (7)

6.- Pinchar toda la superficie con tenedor, emprolijar los bordes y rellenar con el dulce de leche.

7.- Armar las tiritas de arriba con la masa que reservaste y colocarlas sobre el relleno haciendo un enrejado.

8.- Precalentar el horno 15 minutos y dejarlo a 180 grados.

9.- Pintar con huevo batido las tiritas, y luego hornear hasta que doren.

9.- Retirar, dejar enfriar, pincelar con dulce de leche los bordes de la tarta y espolvorearlos con coco rallado.

10.- ¡¡A preparar el mate!!

EMPANADITAS DE DULCE DE LECHE

20181108_093359

INGREDIENTES PARA 12 EMPANADITAS:

.1 paquete de masa para empanaditas de copetín.

. 400 grs dulce de leche repostero.

.1 huevo batido para pintarlas.

.Azúcar impalpable c/n.

PREPARACIÓN:

Son bastante sencillas para hacer. Ya sabés: rellenar, cerrar, pintar u hornear.

Pero hay algunos tips necesarios a tener en cuenta para que no haya fallas. Sobretodo para que no se abran.

Es importante que uses dulce de leche repostero porque tiene mejor consistencia que el común.

También te cuento que antes de cerrarlas hay que untar los bordes con clara de huevo para lograr que peguen bien. Y, obviamente es súper importante que el repulgue sea bueno. Si no lo sabés hacer con los dedos, apretarlas bien con un tenedor.

Otra cosa a tener en cuenta es que antes de cocinarlas, debés enfriarlas por 40 minutos en la heladera.

Y por último, tenés que calentar el horno a fuego fuerte por unos 15 minutos. Después bajarlo a medio y recién ahí hornearlas.

Cuando estén doradas por arriba, están listas.

No conviene comerlas calientes. Aguanten un rato y cuando estén frías espolvorear con azúcar impalpable. Después si podés hincarles el diente.

Me despido con un fuerte abrazo a todos, los espero la próxima y ¡Feliz día de la Tradición!

libro gricelGricel

Seguime en Instagram!

y si querés cocinar sencillo, conseguí mi libro