La elección en la provincia de Buenos Aires disparó una nueva puja en el oficialismo, esta vez, sobre la conveniencia de desdoblar las elecciones bonaerenses del calendario nacional: mientras que cerca de María Eugenia Vidal realzan las bondades de una estrategia que “haría mucho daño” a las chances electorales de Cristina Kirchner dado que no contaría con un candidato fuerte en el principal distrito electoral, los estrategas de Mauricio Macri –Marcos Peña y Jaime Durán Barba- rechazan esa iniciativa por la desconfianza que generaría en el círculo rojo con los consecuentes perjuicios económicos y confían en la “potencia” de una boleta que nuevamente llevara juntos al Presidente y a la gobernadora.

Desde hace unos días sesiona en Mar del Plata una comisión bicameral que estudia la modificación del régimen electoral provincial. Pero se trata de una instancia formal: la definición, según fuentes consultadas, la adoptarán Macri y Vidal, acompañados por sus principales espadas, Marcos Peña y Federico Salvai, respectivamente, entre fines de febrero y principios de marzo.

Sí está claro que la propuesta partió desde el entorno de la mandataria bonaerense a comienzos de diciembre cuando aún la imagen de Macri se encontraba seriamente afectada por la crisis económica. Es que en el oficialismo nacional sostienen que la estabilización cambiaria le hizo ganar unos puntos en las encuestas al jefe de Estado. Con todo, el cruce de miradas entre Nación y Provincia sobre el desenganche de los comicios bonaerenses del calendario nacional persiste.

Cerca de Vidal insisten en que un adelantamiento solo tendría sentido si garantizara la reelección de Macri: no le interesaría ser la gobernadora si Cristina es presidenta. Y remarcan que, en caso de decidirse por el desdoblamiento, el Ejecutivo provincial no necesitaría enviar un proyecto a la Legislatura sino que bastaría publicar un decreto provincial.

Sí, en privado, los colaboradores de la gobernadora admiten que habrá que elaborar un cuidado discurso para evitar que el adelantamiento sea visto como una medida oportunista. Por ello, aunque por ahora se niegue, salieron a rodar las versiones de que la enmienda podría incluir la posibilidad de votar en territorio bonaerense con boleta única de papel, la misma que se utiliza en Santa Fe, por caso.

Justamente un diputado de Cambiemos e integrante de la bicameral que debate en Mar del Plata, Guillermo Castello (Coaliciòn Cìvica), rechazó el desdoblamiento. “No está bueno discutirlo en un año electoral porque puede haber sospechas de manipulación, disparó.

No es el argumento que utilizan Peña y el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba para oponerse a la enmienda electoral. La prioridad no es hacerle daño (electoral) a Cristina sino garantizar la reelección de Mauricio. Y no está científicamente comprobado que el desdoblamiento lo garantice”, indicó otra calificada fuente oficial consultada.

En cambio, los allegados a la gobernadora argumentan que un rápido triunfo de Cambiemos contrastaría con la mala onda por el andar económico y garantizaría el apoyo a la elección presidencial de un distrito que tiene al 40% del padrón nacional. Y citan como ejemplo, el nerviosismo que hicieron gala varios intendentes del PJ del Conurbano cuestionando la movida: es que Cristina sólo tendría como candidatos “potables” en Provincia a Axel Kiciloff -a quién más podría “arrastrarle votos”– y a la intendenta matancera Verónica Magario que difícilmente podrían disputar el sillón de Dardo Rocha a la actual gobernadora.

No obstante, en La Plata reconocen que el temor de Jefatura de Gabinete se debe a que el círculo rojo podría desconfiar de esa estrategia, con el consecuente impacto económico, al leer un eventual debilitamiento de la figura presidencial.

Aunque no hay fechas probables para el desdoblamiento, sí se sabe que podrían ser 120 días antes de las generales nacionales por lo que serían en una fecha anticipada a las PASO nacionales (previstas para el 11 de agosto). “Marcos y Jaime consideran que no sirve el desdoblamiento. Sólo piensan en ganar el balotaje con Cristina, se sinceró un estrecho colaborador de la gobernadora.

Empero, el eventual desenganche bonaerense contó con un inesperado guiño en los últimos dìas: el ministro del Interior, Rogelio Frigerio -aliado de Emilio Monzó, ex adversario de Vidal en la interna PRO pero hoy distante con Peña y reivindicador de la “rosca polìtica”-, declaró que “tienen pros y contras cada una de las opciones. No creo que desdoblar implique perjudicar nuestras chances a nivel nacional. Pero es un tema que debemos debatir con seriedad.

La moneda está en el aire pero, se sospecha, será fundamental la determinación del propio Macri. En Casa Rosada remarcan que “la foto de hoy de la sociedad no será la misma al momento de votar” y confían en la percepción que podría tener gran parte de la sociedad de las mejoras institucionales y las obras de infraestructura encaradas por la actual administración.

No obstante, en distritos gobernados por la oposición talla fuerte la intención de “provincializar” las elecciones. Hasta ahora resolvieron adelantar las elecciones Santa Fe, La Pampa, Neuquén, San Juan, Chubut, Entre Ríos, Córdoba, Tucumán y Río Negro. En Interior no descartan que se sumen nuevas provincias a esta estrategia.

San Juan fue el primer distrito en desengancharse: votará PASO el 31 de marzo y las generales el 2 de junio. Allí el oficialismo peronista convive en una tensa calma, esto es, por el velado enfrentamiento entre el actual gobernador Sergio Uñac y el ex mandatario y hoy titular del PJ nacional, José Luis Gioja.

De hecho, hace una semana se conocieron los resultados de una comisión parlamentaria que investigó la obra pública durante la gestión Gioja. La misma había sido impulsada por el uñaquismo en 2017 luego que Julio De Vido atacara, mediante una carta desde el penal de Marcos Paz, a Gioja amenazándolo con “hablar”.

Lo cierto es que los diputados sanjuaninos, la mayoría de Cambiemos, concluyeron que un proyecto como el Dique Los Caracoles costó “un 214% de más sobre el presupuesto original” y que en otras obras, el sobrecosto oscilaría el 400%. La cercanía de las elecciones, no obstante, favoreció un posterior acuerdo entre el uñaquismo y el giojismo para desacreditar los resultados y tildarlos de “adulterados”.

Es que el PJ sanjuanino, como en otros distritos, se mantiene unido  por conveniencia. No obstante, es incierto lo que ocurrirá con el PJ de La Rioja y de Tucumán que continúan con enfrentamientos nada velados.