Los tiempos de campaña aceleraron las internas en Cambiemos: a la derrota del candidato de la Casa Rosada en La Pampa, Carlos Mac Allister, a manos del radical Daniel Kroneberger, se le suma la decisión del intendente cordobés Ramón Mestre de no bajar su candidatura e ir a una interna con la dupla Mario Negri y Héctor Baldassi, que tienen la bendición de la cúpula de Cambiemos. Empero, hay una puja en La Matanza que ha tenido menos vidriera pero en los próximos meses podría hacer crujir las chances del oficialismo de sumar votos en un distrito clave y que tiene como protagonista al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

La virtual oficialización de la candidatura de Finocchiaro a intendente de La Matanza hace 15 días, donde gobierna el peronismo desde 1983 -que seguramente buscará hacer reelegir a Verónica Magario-, pateó el hormiguero de la interna PRO: el histórico referente del espacio Miguel Saredi, hoy vicepresidente del Concejo Deliberante y ex diputado nacional peronista, se quejó y ahora denuncia “una persecución política” por la salida de al menos 7 funcionarios de su riñón a consecuencia de esta disputa.

Este partido del suroeste del Conurbano tiene la mayor cantidad de electores de la Provincia. A modo de ejemplo, la fórmula que en las elecciones de 2017 llevó a Esteban Bullrich al Senado cosechó 232 mil votos, siendo el municipio donde Cambiemos obtuvo más sufragios, aunque Cristina Kirchner obtuvo allí más del 52%.

De hecho, Saredi infla el pecho por el 32% de los sufragios que obtuvo el oficialismo en las últimas legislativas. No es un porcentaje para desdeñar ante el cambio de escenario: con la actual crisis económica que hizo mella en el GBA, los estrategas de la campaña bonaerense ya no pretenden suman una decena de municipios más sino mantener los propios y garantizar la cosecha de votos de la elección pasada.

En Casa Rosada nunca ocultaron que el titular de Educación tenía el favoritismo de Macri. Y hoy cerca de Finocchiaro dan a Saredi fuera de Cambiemos y consideran que acompañará la eventual candidatura a presidente del salteño Juan Manuel Urtubey.

El actual concejal matancero denuncia que durante febrero echaron a 5 integrantes del programa El Estado en tu Barrio dependiente de la Jefatura de Gabinete, a la jefa de una agencia del Pami del distrito y que dos gerentes de las sucursales de Anses de San Justo y Rafael Castillo, de su cercanía, ya fueron informados que debían renunciar y en breve serian reemplazados. En criollo, advierte que desde el entorno del ministro de Educación le quiere “caranchear” cargos para robustecer su candidatura. El titular de la Udai de San Justo, Rodrigo Lasalle, está bien conceptuado por el titular de la Anses, Emilio Basabilbaso, según se pudo averiguar.  

Hace unos meses el titular de Trabajo y Producción, Dante Sica, ya había cambiado al secretario de Empleo local, que respondía al ex ministro Jorge Triaca, para colocar a un funcionario cercano al hoy candidato bendecido por la Casa Rosada. Es un secreto a voces que en los organismos nacionales con presencia en el distrito tallan dirigentes PRO como el titular de Educación, el propio Saredi o el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

Con la derrota de La Pampa, se volvieron a escucharon algunas críticas hacia el ala dura PRO, liderada por Marcos Peña, por desdeñar el trabajo territorial. Ese que será importante en la militancia de campaña en el Conurbano rumbo a las elecciones nacionales. Es en este contexto que en Matanza hay riesgo de un “Vietnam” que destruya lo construido por el oficialismo en los últimos años.

No lo ve así el actual diputado Hernán Berisso, armador de Finocchiaro en territorio matancero, que sostiene que “la candidatura de Alejandro viene bien, recorriendo La Matanza ya desde hace mucho y con todos los sectores de Cambiemos unidos. Lo de (las denuncias de) Saredi no sabía porque no lo sigo pero entiendo que se fue a otro espacio político.

Finocchiaro con Vidal, en La Matanza. Junto a Túnez, Dietrich y Stanley inauguraron un centro móvil de atención por violencia de género, en la estación Laferrere.

El candidato disidente, con todo, contaría con el apoyo del periodista y ex candidato Fernando Niembro, que supo colaborar en el armado PRO de la tercera sección electoral, y mantiene diálogo con el jefe de gabinete bonaerense, Federico Salvai. Con todo, en las últimas horas elevó sus críticas a la Casa Rosada -en un tuit le apuntó a Marcos Peña– y reiteró que la supuesta persecución política en su contra se basa “en la necesidad de recursos para el ministro de Educación quien es el candidato oficial”.

Esta novela continuará pero, en caso de no saldarse, es posible que se divida el voto de Cambiemos en el distrito y haya 3 frentes electorales fuertes en el distrito. Todo ganancia para el peronismo kirchnerista que aspira a sumar votos para nuevamente ganar la Provincia.