A veces, tener dos o tres días libres sin trabajo ni estudio con los que cumplir puede ser la excusa perfecta para encerrarse y maratonear una nueva serie. Por suerte, las opciones sobran y en #BORDER elegimos cinco para que te entretengas todo el fin de semana largo de carnaval.

Hace poco menos de un mes, desembarcó en Flow de Cablevisión una de las series más aclamadas en la temporada de premios y una de las más esperadas por el público seriéfilo. Se trata de Killing Eve, basada en la saga literaria “Codename Villanelle” de Luke Jennings y adaptada para la televisión (en ocho episodios) por Phoebe Waller-Bridge.

Es el gran retorno de la doctora Cristina Yang (un guiño para los fanáticos de Grey’s Anatomy). En esta serie, la actriz Sandra Oh se pone en la piel de Eve Polastri, una oficial del MI5, el servicio secreto londinense, que comienza a rastrear a la talentosa asesina serial con perfil psicópata, la joven y bella Villanelle (Jodie Comer). El vínculo entre ellas excede lo criminal, y se genera un juego de obsesiones, histeriqueo a la distancia y la típica persecución del gato y el ratón.

Aunque se presenta como una serie adolescente por la edad de sus protagonistas, pero Sex Education es mucho más que dramas sexuales de un puñado de alumnos del colegio secundario. Se trata de una producción inglesa (disponible en Netflix) que expone dudas y problemáticas actuales que atraviesan los protagonistas, tanto los jóvenes como los adultos.

El personaje principal es Otis (Asa Butterfield) un chico que refleja el estereotipo del nerd de pocos amigos de la escuela, su madre, Jean Milburn (la diosa indiscutida de Gillian Anderson) es sexóloga y en su casa siempre se habló de sexo, aunque él está lejos practicarlo. Su único y mejor amigo es Eric (Ncuti Gatwa), un adolescente afroamericano, que está en plena salida del closet. El personaje disruptivo en la vida de Otis va a ser Maeve (Emma Mackey), una compañera de curso que va a cruzarse en su camino y va a sacar a la luz cualidades que ni Otis sabía que tenía. Va a convencerlo de convertirse en el terapeuta sexual de todos sus compañeros, que enfrentan miles de dudas, consultas y problemas sexuales que no se atreven a hablar con ningún integrante del universo adulto.

Sex Education, que ya tiene asegurada una segunda temporada, habla en un lenguaje accesible, con premisas actuales, temas que están en discusión en la sociedad y, además, entretiene y te saca más de una sonrisa.

Otra de factura inglesa, pero disponible en Flow de Cablevisión es The Split, una mezcla de drama legal, familiar y de relaciones. En seis episodios de 50 minutos, esta serie se sumerge en el mundo de los Defoe, un clan que históricamente estuvo ligado al derecho de familia en Gran Bretaña.

Hannah Defoe (Nicola Walker) es una excelente abogada especialista en divorcios. Junto a Ruth (Deborah Findlay), su madre y Nina (Annabel Scholey), su hermana, formó un estudio jurídico que atiende casos polémicos de personas con mucho dinero y muy famosos. Pero después de una fuerte discusión con su mamá, Hannah decide abandonar el negocio familiar y pasarse de bando al estudio rival.

En HBO (y en su app HBO Go), estrenaron los ocho episodios de la primera temporada de My brilliant friend basada en “La amiga estupenda”, el primero de los cuatro libros best sellers que componen la saga de “Dos amigas” escritos por la escritora italiana, Elena Ferrante. La serie relata la historia de la amistad de Elena y Lila, que nace en la escuela primaria de un barrio pobre de Nápoles y que llega hasta la actualidad.

Las actrices Elisa del Genio y Margherita Mazzucco interpretan a Elena de niña y de adolescente respectivamente, al igual que Ludovica Nasti y Gaia Girace a Lila Cerullo de niña y de joven. La elección del elenco fue el resultado de un casting multitudinario realizado en la propia Nápoles.

Aunque no hubo ningún anuncio para para adaptar las novelas restantes, si la serie es bien recibida seguramente HBO apueste nuevamente a la historia creada por la italiana.

Directo de España, llegó a la señal Atreseries y a Flow de Cablevisión la serie Matadero, el último thriller original de la productora española Atresmedia.

En diez episodios, no aptos para veganos o impresionables, se narra una historia de suspenso con toques de humor negro, donde la fuerza de los protagonistas es más grande que la trama.

Este thriller va a mostrar cómo cambia el ritmo del tranquilo pueblo de Torrecillas tras la muerte de Francisco (Antonio Garrido), propietario del matadero local que detrás de la actividad visible, se esconden negocios ilícitos que incluye escenas de un chancho al que desmenuzan para recuperar de sus tripas varios kilos de cocaína.

Tiros, tripas, animales colgando de grandes ganchos, el campo y sus personajes rurales, el bar del pueblo, el cabaret y la plata manchada de sangre. Todo eso ofrece Matadero, la serie elegida por más de tres millones de espectadores el día de su debut en la señal Antena 3 de España.

Y no toda la oferta es internacional. Hay también en el ámbito local gemas por descubrir, y un excelente ejemplo es la comedia Gorda, una serie web de UN3 disponible en Flow de Cablevisión y en YouTube.

En ocho episodios de diez minutos relata la vida de Joy (Karina Hernández), una joven obesa de 27 años, judía y con un humor súper ácido. Algo descontenta con su vida sentimental y profesional, y con una mala relación con su jefa. Cansada de haber soportado en silencio durante años distintas situaciones de bullying, decide dejar salir su lado más salvaje. Asume su realidad con orgullo y humor y de alguna manera obliga a su entorno (y al espectador) a reflexionar sobre la hipocresía social y sus prejuicios cotidianos.

Las alternativas son bien variadas, ya sea por los diferentes géneros, por los países de origen de las series y por las plataformas donde encontrarlas. Será cuestión de acomodarse en el sillón, tener algo rico a mano y disponerse a conocer nuevos universos a través de la pantalla que no merece quedar negra.