Ricardo Alfonsín dialogó con María Julia Oliván en #BORDERPERIODISMO, sábados de 7 a 10AM por Radio Nacional. Aquí lo que dejó esa entrevista con definiciones sobre el rol del radicalismo en Cambiemos, la gestión de Macri y lo que viene en el año electoral.

Sobre la UCR:

No sé por qué razón los radicales con Macri empezaron a pensar que lo malo se transformaba en bueno.

No éramos nosotros los políticos tan ineptos e ignorantes como algunos decían. Muchos del PRO dijeron eso, yo no me olvido. No digo que sean demagogos, ellos creían que era fácil. Están serios conmigo como si las diferencias fueran personales.

«En Cambiemos no hubo diálogo»

Podríamos haber construido un frente como funcionó en Portugal, donde ninguno de los tres partidos renunció a su autonomía y les ha ido muy bien.

Nosotros en el radicalismo después del 2001 sufrimos mucho, pero en la segunda elección posterior sacamos casi 3 millones de votos con candidato propio.

Sobre la lógica interna de Cambiemos:

No le echo la culpa al PRO, en Cambiemos no hubo diálogo, pero cuando no lo hay es por dos razones: o porque no tienen interés en escuchar o porque no tienen interés en que los escuchen.

Nosotros no mendigamos cargos, todo partido quiere ocupar cargos. Yo creo que antes no era necesario lo que ahora sí hay que decir. No solamente le pasa al partido, sino a la política en general.

He visto que se ponen a decir que iba a haber una reunión para discutir los cargos para el partido, como si los problemas de los argentinos se resolvieran cambiando el vicepresidente.

«Los del PRO están serios conmigo y cuando les digo que tengo afecto por ellos me miran como si no fuera cierto»

Una cosa es tener diferencias profesionales y otra es tenerlas personales. Yo a algunos de ellos los quiero mucho, como a Pinedo, Monzó o Lipovetzky.

Sobre la actualidad de la política:

La calidad de la política se ha deteriorado, ahora es más fácil resolver problemas serios cuando los principales actores políticos, sociales y económicos se faltan el respeto. Que sigan creyendo eso pero nos va a causar muchos problemas.

Hay algunos que dicen que hay que enseñar únicamente cómo ganar plata en el mercado, no tenemos las mismas ideas que el PRO en educación.

Sobre las elecciones:

Ya tenemos que estar pensando en lo que va a ocurrir después, con el próximo gobierno, conformar una fuerza política, con cantidad de diálogo suficiente y autoridad en la sociedad para poder enfrentar las dificultades que vamos a tener en 2019, que van a ser más complejas que las del 2015.

«Las dificultades del 2019 van a ser más complejas que las del 2015»

A mí me preocupa cómo vamos a hacer para enfrentar esto sin provocarle demasiado trauma a la sociedad. Este año vamos a enfrentar problemas graves gane quien gane.

Los indicadores socioeconómicos de 2015 le hicieron perder la elección a Cristina Kirchner. La crisis ha hecho perder de vista que el capital institucional es importante. El desempleo, la inflación, la falta de inserción de Argentina en el mundo. Nada de eso mejoró, han empeorado. Las tarifas son un problema porque son impagables.

Este año vamos a enfrentar problemas graves gane quien gane

Lavagna fue candidato nuestro, la opinión buena que tengo no es una opinión personal, sino del partido, nunca lo hubiéramos llevado a candidato de lo contrario.

Hay que discutir programas, sino ¿para qué hacemos frente? Para ganar una elección y después ¿qué?.

Revive aquí la entrevista completa: