En la actualidad, donde lo tecnológico es protagonista también la manera de aprender se vuelve techie. Hoy los tutoriales, cursos breves, que enseñan vía internet los fundamentos principales de cierta tarea, adquieren una inusitada relevancia.

Así lo aseguran desde Google donde el último estudio de audiencias -2018- arrojó que los tutoriales son de los contenidos más consumidos des ubican los videos de entretenimientos y música. Los que más crecieron en los últimos cinco años tienen que ver con tecnología: como registrar mi celular, cómo recuperar los contactos, como conectar mi teléfono a un smart tv, y sorprende que los que más se destacan son: cómo tocar el ukelele; cómo maquillarse y cómo tejer al crochet.

Todo aquello que ponga nuestras manos en acción y de por resultado algo creativo, tiene una gran cuota de seguidores. “El hacer rompe con la cultura de lo urgente y da lugar al disfrute del proceso en el que creamos algo”, explica Hebe Molinuevo, psicóloga clínica.

Y, para ponernos en acción ya no tenemos que inscribirnos en larguísimas carreras, hoy gugleando las palabras indicadas se despliegan una gran cantidad de tutoriales que en pocos minutos nos enseñan lo que se nos ocurra.

E-LEARNING. El boom de los tutoriales es la consecuencia de a un fenómeno que ya lleva un tiempo y nació con internet: el e-learning, ese aprendizaje que se realiza on-line. Los beneficios son múltiples: más flexibilidad horaria, variedad de contenidos y precios más económicos.

Según Google en los últimos 5 años el interés por los tutoriales fue sostenido y en nuestro país las provincias más interesadas en este tipo de videos son Tierra del Fuego, Chubut, Santa Cruz, Neuquén y Río Negro. “Los tutoriales ganan terreno porque se convirtieron en escuelas gratuitas. Pueden ser buenos, malos y hasta pésimos, pero siempre se puede sacar algo de ellos”, asegura la decoradora Silvia Cárcano y agrega: “La gente tiene la necesidad de hacer cosas, prepararse resulta costoso y además se necesita invertir tiempo en formación. Con los tutoriales, aunque de manera informal e incompleta, se incorporan conocimientos para después llevarlos a la práctica. Otro punto decisivo es la celeridad con que uno puede aprender. Antes había que leer manuales larguiíiisimos o recetarios súper aburridos, ahora lo tenemos todo resumido en 5 minutos de video”, cierra Cárcano.

Y a la hora de confirmar el auge de los videos paso a paso Cecilia Bernard (46) que hace seis años comenzó compartiendo tips online para cuidar las plantas y hoy es dueña de @CiaBotánica explica: “Cuando comenzamos éramos re pocas haciendo esto, hoy definitivamente se nos multiplicó la competencia y eso significa que hay más gente consumiendo este tipo de tutoriales y workshops”, asegura ella que junto a Meena Ferrea (34) tiene unos de los Instagrams más seguidos y prestigiosos a la hora de hablar de botánica. “Nosotras también consumimos tutoriales y nos encanta ir a workshops presenciales, hace dos semanas fuimos a uno espectacular de tintes naturales y también amamos los Do It Yourself y todo lo que sea aprender desde casa”.

 Seminarios presenciales. Y así como los tutoriales ganaron terreno, otra modalidad que crece son los seminarios o workshops. “Ya nadie se anota en cursos largos, todos optan por jornadas intensivas de 3 a 4 horas con todos los elementos incluidos y un break en el medio”, señala Mariana Amador (56) que hace diez años fundó Talleres con alma, un lugar de encuentro donde mayoritariamente dicta workshops de bordado. “Por estos días se ve bastante que chicas jóvenes se permiten desarrollar sus habilidades manuales mientras crecen en sus profesiones. Cuando yo tenía veintipico estas actividades se postergaban para los 60”, asegura Mariana que es profesora de historia y asegura que el bordado hindú le cambió su vida. En sus talleres hay variados seminarios: “En mi espacio se dictan todo tipo de talleres: bordados, pintura, tapicería, objetos con alambre. En general son seminarios de uno o dos días como máximo porque la gente no se puede comprometer con cursos más largos”.

Y si bien el fin es el mismo que el del tutorial -transmitir un conocimiento de manera dinámica y en un tiempo corto- los seminarios de 3 o 4 horas suman un plus. Así lo entiende Luján Cambariere, especialista en diseño y artesanías: “Si bien he hecho tutoriales, me gustan más los seminarios donde hay una vivencia compartida y se da un ida y vuelta entre lo que transmite el profesor y lo que reciben sus alumnos. En mi espacio Atico de Diseño compartimos gran variedad de técnicas –tanto para chicos como para grandes- y puedo dar fe de que ponerse a trabajar con las manos, relaja, sana, genera nuevas ideas y permite un disfrute del tiempo compartido inigualable. En la actualidad hay un definitivo boom en volver a trabajar con las manos, imaginate que Nueva York esta llena de ferias craft, yo acabo de volver de una. El mundo globalizado pide identidad, en todas partes te compras el mismo shampoo, la mima cartera y comés la misma comida, y quizás por eso la gente busca lo distinto”, puntualiza Luján que hace más de veinte años se dedica a investigar cómo ponerse en acción y da cuenta de ese otro tipo de inteligencia que se activa cuando hacemos manualidades.

Haciendo artesanías conversación fluye con naturalidad y se puede hablar de todo”, cierra Luján y toma la palabra Maru Acorinti, diseñadora gráfica, docente universitaria hace 21 años y dueña de un taller a la calle en Boedo que no para de ofrecer seminarios, los más pedidos: tapicería, acuarela al agua y mantas XXL. “Y no son justamente seminarios baratos. La gente los toma igual porque además de aprender en pocas horas, se llevan una experiencia única. Acá trabajo siempre con una arteterapista”.

 Desde casa, con un tutorial; en el taller de alguna artista, en un cálido workshop o en un curso online, hoy aprender online está de moda y poner nuestras manos en movimiento también. ¿Vos en que te vas a anotar este mes?

LOS TRES TUTORIALES MÁS BUSCADOS

*Ukelele:La mayoría que quiere empezar a hacer música suele arrancar con el ukelele y con videos en Youtube porque es un instrumento muy sencillo y económico. Es muy fácil ejecutar un acorde y hacerlo sonar, además al ser pequeño es muy cómodo para transportarlo”, asegura Salvador Gomez Minujin, profesor de música.

 * Make up: Marisol Gutiérrez es @Juicymakeup, la influencer argentina más popular de Instagram –hoy embajadora de L’Oreal- mientras que Yuya es la primera youtuber que se hizo conocida por sus tutoriales de maquillaje.

 * Crochet. Cecilia Amoedo es diseñadora gráfica y aprendió a tejer a crochet mirando tutoriales en youtube. “El secreto que tienen los tutoriales es que vos podés ir para atrás y volver las veces que quieras. Claro que no todos están buenos. Hay que buscar. Yo aprendí con muchos españoles. A diferencia de una revista que es un plano estático el vivo te muestra todo, fundamentalmente el movimiento. Yo ahora estoy armando un seminario para enseñar”, asegura Cecilia que ya creó su marca “Mialmaarte donde vende lo que teje.