Los casi 10.000 chicos que se encuentras en hogares porque sus familias no pueden cuidar de ellos ahora cuentan una nueva ley que los ampara para cuando tengan 13 años y comiencen su camino a la vida adulta. Se trata de la 27364 que establece la creación de un Programa de Acompañamiento para el Egreso de adolescentes y jóvenes sin cuidados parentales. Es decir una persona capacitada para estar junto a ellos en su proceso de crecimiento y afianzamiento de su autonomía. Para ello las distintas provincias ya se encuentran realizado convocatorias a postulantes a referentes. “Ojo, no se trata de personas que repliquen la dinámica de una familia ni pretendan adoptar a estos chicos, nos explica Patricia Alonso, Coordinadora del Programa Nacional de Acompañamiento para el Egreso de Jóvenes sin Cuidados Parentales. Lo que se busca es darles a los chicos un acompañamiento profesionalizado para fortalecer su autoestima. Ayudarlos con amor y mucho compromiso a que puedan vivir de una manera plena e independiente ”.

  1. ¿Qué perfil tienen que tener estas personas?

Acreditar experiencia en el trabajo con niñas, niños, adolescentes o jóvenes, cumplir con las capacitaciones que disponga la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), no contar con condenas, ser mayor de 21 años de edad, no estar incluido en el programa como joven acompañado y acreditar estudios secundario completos.

  1. ¿Se están presentando muchos profesionales?

A nivel nacional son 153 los referentes ya capacitados y aprobados y hay 124 los que todavía se están capacitando. En general –aunque no se trata de una convocatoria solo para profesionales- se trata de psicólogos, asistentes sociales y docentes, muchos de ellos ya trabajaban dentro del sistema, pero también se están sumando nuevos actores y nos sorprende gratamente ver otros profesionales como abogados y diseñadores gráficos que por algún motivo pueden acreditar experiencia con chicos, muy entusiasmados por convertirse en referentes.

  1. ¿Cuánto dura y cómo se hace la capacitación?

La capacitación es virtual más un encuentro presencial de seis horas aproximadamente. En esta última instancia se trabaja reforzando los conceptos y e intercambiando ideas. La parte online está pensada para que cada aspirante le dedique una hora por día, pero los tiempos son personales y se van entregando partes semanalmente.

  1. ¿La idea que es que se mantenga el mismo referente desde los 13 hasta los 21 años?

La idea es que se mantenga, pero aquí hay una participación muy grande del adolescente y puede ser que él o ella elija mantenerlo o cambiarlo. Según el crecimiento lógico de cada joven se tiene muy en cuenta lo que necesita cada uno. Durante la primera etapa, que es de los 13 a los 18 años, mientras todavía los chicos están dentro del hogar el rol del referente se suma a todos lo que están dentro del dispositivo de cuidado. Cuando los jóvenes egresan el referente será fundamental para guiarlo a la hora de encontrar el mejor lugar donde vivir, un trabajo y un estudio. En este momento el referente será un facilitador de procesos de formación, de aprendizaje y de inclusión en diferentes tipos de oportunidades.

  1. ¿Cada candidato puede mantener su trabajo a la hora de convertirse en referente?

Sí, claro en la mayoría de los casos esta es una tarea que se suma a sus trabajos. Pueden hacer ambas cosas sin problemas, lo que si tienen que tener en cuenta es que no solo se trata del tiempo que le dediquen a los chicos, sino que también deberán entrar dentro de un circuito adinistrativo y por lo tanto deberán asistir a reuniones, entregar informes y completar fichas online de cada joven. La remuneración que se le da a cada referente la establece cada provincia.

Si cumplís con los requisitos requeridos y tenés ganas de convertirte en referente, buscá dónde queda el organismo de protección a la niñez de tu provincia haciendo click acá y consultá para poder comenzar con la capacitación online. Más información en: argentina.gob.ar/PAE