Para los que tienen hijos pequeños con y sin diagnóstico tenemos una gran desafío,  que es que los niños mantengan sus horarios y para no volvernos locos lo más importante es planificar rutinas, despertar, ducharse, cepillarse los dientes, dejar el pijama que invita al relax pero eso si con ropa cómoda para estar en casa y divertirse en familia.

Muchos papás tendrán  que hacer home office, por eso es recomendable administrar el tiempo de trabajo y limpieza del hogar para tener tiempo para ellos. Los niños del colectivo CEA necesitan del apoyo de las estructuras, que los ayuda a organizarse y fundamentalmente a anticipar. Debemos tener muy en cuenta los apoyos visuales como las agendas diarias con pictogramas para acompañar estos cambios de actividades, la información debe ingresar por varios canales para que comprendan y retengan y a no olvidar de agregar el lavado de manos varias veces al día dentro de esa agenda.

Qué hacer con niños pequeños con CEA:

Ante todo generar el espacio, tiempo y ambiente que los invite a jugar, saber que necesitan de la presencia del adulto para poder hacerlo, ser mirados y  acompañados para poder sostenerlo. Muchas veces tendremos que unirnos a lo que está haciendo y debemos tener una actitud divertida y entusiasta, recordar que siempre es importante la interacción, el incremento de las miradas, sonrisas y vocalizaciones para eso tenemos que transformarnos en el juguete mas divertido, ser expresivos con gestos pero no abusivos con el lenguaje verbal. Estar presente, no ser directivos y aceptar sus emociones..

Actividades

Claramente dependerá del nivel de cada niño pero les acerco algunas sugerencias que cada uno podrá adaptar a las necesidades de sus hijos, no hay nadie que los conozca mejor.

  • Ayudar en algunas tareas de la casa como cocinar algo simple como unas cookies, sandwich  que les permita planificar y seguir pasos. También pueden ser ayudantes de cocina por ejemplo empanando milanesas, batir huevos o pelar bananas o mandarinas para  hacer una ensalada de frutas. Jugar con broches y ayudar a colgar la ropa, excelente actividad para ir preparando la mano para la pinza necesaria para tomar el lápiz.
  • Regar las plantas o porque no plantar algunas semillas y esperar el proceso que lleva tiempo como ver crecer una plantita. Incluso podemos decorar las macetas que vamos a utilizar o hacer una huerta.
  • Las actividades artísticas siempre son un buen recurso, tener hojas, lápices, crayones, temperas pinceles, papeles de colores para pegar, marcadores de vidrio y para azulejos que los pueden utilizar mientras se bañan. Buen momento para jugar a reconocer las distintas partes del cuerpo y dibujarlas. Proponer manualidades en función de la edad como hacer pompones, muñecos con los rollos de papel higiénico o rellenar dibujos con masa.  Si no tienen masa tenemos varias recetas en internet que pueden hacer juntos. Actividades de enhebrado como hacer collares y pulseras para la abuela, la tía o para mama. Con estas actividades además de desarrollar las habilidades manuales y psicomotoras, entran en contacto con materiales diversos
  • En algún rincón de la casa podemos armar el sector de los juegos de mesa, es ahí donde podemos jugar al memotest, dominó, rompecabezas o mi preferido el bingo musical. Pueden bajar de internet los cartones y de youtube los sonidos, me gusta jugarlo también  con sonidos de animales o ambientales como lluvia, puertas que se abren, martillazos, etc.
  • Armar instrumentos musicales es una buena oportunidad para aprender a reciclar. Con una lata de choclo o tomate y un globo hacer un pellizcofono, maracas con rollos de papel higiénico o un palo de lluvia.
  • Aprender canciones o rimas:  además de estimular la memoria les permite escuchar nuevas estructuras gramaticales e incrementar el vocabulario y si las podemos representar con muñecos mejor!!! Hacer un cubo grande y en cada cara pegar alguna canción y tirar por turnos hace el momento más divertido y por qué no, acompañar el ritmo con los instrumentos que hicieron.
  • Jugar a ser exploradores, esconder objetos previamente por la casa y salir juntos a buscarlos. Cada dia podemos aprovechar para estimular una categoría distinta, esconder medios de transportes, frutas, ropas, colores, juguetes y aprovechar para nominarlos.
  • SIMÓN DICE: es un juego para fomentar la comprensión lingüística por medio de órdenes que los niños tienen que ejecutar. Puede servir para estimular colores, formas, partes del cuerpo. Simon dice…que te toques la nariz, Simon dice …que te sientes, etc. A ponernos creativos con las órdenes, dependiendo el nivel lingüístico del niño podemos transformarlas en órdenes complejas.
  •  Veo Veo: Seguramente lo jugaste de chico y es un excelente método para repasar colores, recomiendo tener las imágenes delante de ellos

 

A ponernos creativos, recordar que no estamos de vacaciones, seamos responsables y ellos nos lo van a agradecer.