La Agencia Nacional de Discapacidad (AND) finalmente dejó sin efecto el permiso para que las personas con discapacidad mental, cognitiva y psicosocial puedan salir dos horas por día durante la cuarentena obligatoria. La nueva normativa se publicó a poco menos de 24 horas de que el Gobierno nacional otorgara la excepción, por lo que ahora, nuevamente, nadie que posea alguno de estos tipos de discapacidad podrá salir a la calle hasta el 31 de marzo.

La medida se había introducido con la finalidad de evitar un agravamiento de las condiciones por la situación de confinamiento. La Agencia Nacional de Discapacidad (AND), quien redactó la resolución, había recomendado que estas personas vistan de color azul en alguna prenda de su ropa o lleven una cinta azul en el brazo para que la policía pueda identificarlas e incluso, asistirlas en caso de ser necesario.

Además, antes de que quedara sin efecto, aquellas personas que lo necesitaran sólo podían salir con un acompañante por un radio cercano a su lugar de residencia. La medida original apuntaba a ayudar a controlar alteraciones conductuales, disruptivas, trastornos emocionales o problemas de motricidad que se produzcan por el hecho de tener que permanecer encerrados.

Debido al avance de la pandemia, las autoridades recordaron, de todas formas, que la recomendación seguía siendo quedarse en casa, pero que “en caso de fuerza mayor y de extrema necesidad” podía utilizarse esta situación excepcionalidad.

En todos los casos, no hay que olvidar hacerlo tomando dos metros de distancia de otras personas y guardando los cuidados de toser en el pliegue del brazo. Y, por supuesto, al regresar a casa tomar todas las medidas de higiene necesaria como lavarse las manos con jabón.

Con la anulación de la resolución n° IF-2020-18382159, las personas con distintos tipos de discapacidad ya no tendrán el permiso para salir a la calle durante dos horas por día, en ninguno de los casos.