DATOS DEL AUTOR AL FINAL DEL INFORME *

Existe evidencia científica que afirma que el COVID-19 fue originado de procesos naturales mediante evolución y no desde un laboratorio como algunas teorías lo suponen. ¿Y cómo sabemos esto? Lo sabemos porque el virus pudo ser secuenciado para ser estudiado. En la actualidad ya hay más de 10.000 genomas de SARS-CoV-2 secuenciados. Recientemente en el instituto Malbrán en Argentina se han secuenciado tres variantes diferentes del genoma del virus que circula en la región. Este hecho es esencial para poder establecer las rutas de transmisión del virus y para conocer su evolución. Pero también es fundamental para el desarrollo de la potencial vacuna representativa del coronavirus circulante en nuestro país y la región.

Qué tan cerca estamos de encontrar la vacuna?

Actualmente hay unos 70 proyectos de vacunas en desarrollo contra el COVID-19 y seis de ellos en etapas avanzadas, pero por el momento no hay certeza de que alguna pueda funcionar y ser producida en grandes cantidades. Más allá de la confianza de que la vacuna puede estar lista en no mucho tiempo, la realidad es que es complejo y hay que ser cautos a la hora de informar sobre este tema. A pesar de los esfuerzos de los mejores grupos de investigación del mundo, hacer una vacuna contra un virus no es para nada sencillo. Por ejemplo, más allá de las diferencias significativas en las características entre los virus y enfermedades/síntomas que genera, a pesar de los esfuerzos y recursos destinados a encontrar una vacuna contra el VIH, y luego de haberse probado más de 100 vacunas en seres humanos, todavía no se ha encontrado una eficaz para este virus en particular.

Entonces, mientras no haya vacunas uno de los recursos que tenemos es realizar test para detectar la presencia o contacto con el coronavirus. ¿Argentina está testeando lo suficiente? Primero, hay que aclarar que en Argentina actualmente se están haciendo dos tipos de tests: el test RT-PCR y test serológicos (llamados test rápidos).

  • El test de RT-PCR detecta si la persona está actualmente contagiada. ¿Y qué hay que mirar para saber si se están haciendo pocos tests? Para comparar la cantidad de test hechos en Argentina contra otros países, no tiene sentido ver el número de test absolutos ni el número de test por habitante. Ya que al hacer muchos test en una población poco infectada estarías desperdiciando recursos que escasean por la alta demanda mundial. Lo recomendable es medir la tasa de positividad, es decir cuantos test positivos hay sobre test totales. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda tener un 10% de tasa de positividad y según los últimos reportes diarios del ministerio de la Salud, en Argentina la positividad en los test por RT-PCR ronda ese porcentaje lo que demuestra que por ahora se está testeando adecuadamente (ver este gráfico del investigador Rodrigo Quiroga).

  • Por otro lado, el test serológico detecta nuestra respuesta inmunológica contra el virus para detectar si la persona ha estado contagiada (y no se usa para diagnosticar). Pero, ¿todas personas que han sido infectadas dan positivo al test? No necesariamente. El test empieza a ser útil a partir de una semana después de haberse infectado, cuando el cuerpo comienza a reaccionar (para más detalles ver esta tabla que hizo el investigador Gabriel Rabinovich). ¿Si ya tuviste coronavirus, te podés volver a contagiar? Que tengas una respuesta inmunológica no quiere decir que tengas una protección completa, ya que es algo que está todavía en investigación. Por lo que desarrollar la inmunidad de grupo en de forma natural, no es una solución posible por el momento.

Importancia del aislamiento y de la distancia social.

Otra pregunta que algunos se siguen haciendo es ¿tiene sentido hacer cuarentena? Los datos y gráficos que vemos a diario pueden ayudar a entender por qué debemos hacer la cuarentena y la importancia del aislamiento social. Para esto se necesita de científicos que sepan comunicar al público general. En este sentido, la divulgación científica es algo muy importante para poder entender el valor de la ciencia en la sociedad.

¿Cuán letal es el COVID-19 comparado con la gripe estacional, otras pandemias, accidentes de autos o cáncer? Para entender esto, dejo un gráfico simple que muestra que las muertes por COVID-19 no son comparable con ninguna otra causa de muerte, si no se toman medidas de distanciamiento social. El gráfico representa el número de muertos (por millón de habitantes) en Estados Unidos por COVID-19 junto a otras causas más comunes de muertes. Nótese que las cifras que se muestran aquí corresponden a muertes nuevas cada semana, no a muertes acumuladas.

En Argentina los datos de muertes por COVID-19 son muy distintos a los que se observan en ese gráfico, mayormente gracias a la cuarentena. En base a estimaciones realizadas por el físico e investigador del CONICET Jorge Aliaga, sin el aislamiento desde la detección de los primeros casos estaríamos cerca de los 500 mil contagiados de coronavirus, lo que implicaría una gran cantidad de muertos y un sistema de salud probablemente colapsado.

Por el momento no está claro si realmente habrá un pico, o cuándo se va a producir y esto irá modificando mientras se flexibiliza la cuarentena. Probablemente hasta que la vacuna no esté disponible, el aislamiento se tendrá que prolongar en el tiempo con medidas que irán cambiando dependiendo de la cantidad de casos que vayan apareciendo. Lo que está claro, es que países que privilegiaron la economía antes que la salud, luego han tenido que cambiar el rumbo y ahora el impacto económico se estima que será aún mayor del impacto económico de los que han tomado medidas a tiempo.

Toma de decisiones basadas en evidencias científicas.

Mientras algunos líderes políticos proponen ideas disparatadas para luchar contra el COVID-19 cómo inyectar desinfectante, o sacrificar a los “más débiles” para lograr la inmunidad de grupo (algo que no está claro cómo funcionará) o incluso despliegan campañas en contra de las medidas restrictivas; otros optan por asesorarse con un comité de expertos médicos y científicos para analizar los pasos a seguir durante la pandemia.

Este último grupo es el que está logrando resultados más favorables por el momento. Argentina es uno de ellos, al igual que Corea del Sur, Alemania, Nueva Zelanda, Noruega y Finlandia (interesantemente muchos de ellos con Gobiernos liderados por mujeres). Por este motivo, Argentina ha recibido elogios de importante medios internacionales (como el país, Wired y The Nation). Pero la evidencia científica no es inmutable y por eso las recomendaciones de la OMS sobre algunos temas particular, se van actualizando día a día.

¿Entonces, por qué es importante basar la toma de de decisiones en evidencias científicas? Países que producen sus propios reactivos o cuentan con una mayor infraestructura tienen ventaja frente a esta pandemia. Porque aunque la ciencia que hagas sea básica (por ejemplo estudiando el mecanismo de replicación de un virus o la estructura de una molécula de ARN), está demostrado que a medio plazo aportará beneficios significativos aplicados para la ciudadanía.

Además, saca una gran ventaja en un contexto de una emergencia, como puede ser una pandemia. De todo esto se desprende una obviedad: un país que invierte en sanidad, educación y ciencia es un país que invierte en riqueza.

*El autor es egresado de la escuela y universidad pública y gratuita, y proyecta regresar al país en un futuro cercano para devolver un poco de todo lo que le dio en su formación. Fue becario doctoral del CONICET, actualmente vive en Barcelona adonde es becario postdoctoral Marie Curie.

Integra el equipo de investigación en el Barcelona Supercomputing Center, que es referente a nivel mundial en el campo de la genómica comparativa (estudia la evolución de los organismos). Y trabaja en el estudio del coronavirus desde un enfoque evolutivo (http://cgenomics.org/covid19).