Evo Morales, expresidente del estado Plurinacional de Bolivia, fue imputado este lunes por la Fiscalía Anticorrupción por los delitos de «terrorismo» y «financiamiento al terrorismo».

La acusación está basada en una serie de audios de voz, presuntamente del exmandatario, donde brinda ordenes de bloquear ciudades y pueblos, en el marco del estallido social y político ocurrido entre octubre y noviembre del 2019, que devino en la salida forzada de Morales.

Hermano, que no entre comida a las ciudades. Vamos a bloquear, cerco de verdad. Son las mismas de cuando me han expulsado del Congreso el 2002. Tal vez ocupé el mismo terreno, lo mínimo Cochabamba y La Paz. Bloquearon, y ahora me expulsan de Bolivia y hay bloqueo hasta ganar”, le dice el líder del Movimiento al Socialismo a su aliado, el dirigente cocalero Faustino Yucra.

“Dividan el sindicato en cuatro o cinco grupos, así es para mucho tiempo. Si uno se concentra, se cansa, la gente abandona, pero si son grupos, grupos, se turnan, vamos a aguantar el bloqueo (…). Si la Asamblea rechaza mi renuncia, voy a intentar como sea volver, aunque me detengan”, agrega.

Asilo en Argentina

Evo Morales se encuentra residiendo en el país en calidad de refugiado desde finales del año 2019. Cabe destacar que llegó a la Argentina desde México junto con su exvicepresidente, Álvaro García Linera.

Tras conocerse la noticia de su detención, el exmandatario se expresó en Twitter: «De manera ilegal e inconstitucional, la Fiscalía de La Paz pretende imputarme por terrorismo con un audio alterado y sin ser notificado, una prueba más de la sistemática persecución política del gobierno de facto. Pronto volverá la democracia y el Estado de Derecho a #Bolivia».

Desde su exilio, el dirigente político denunció la semana pasada una «estrategia judicial» del gobierno de facto para ilegalizar su partido, y sacar de la contienda electoral a su «delfín», Luis Arce, que encabeza los sondeos en intención de voto para las próximas elecciones presidenciales, a realizarse el 6 de septiembre de este año. 

https://twitter.com/evoespueblo/status/1280268427828101122?s=20

Leer más: El futuro alemán: ¿con o sin Merkel?

Antecedentes

No es la primera vez que la Fiscalía pide el arresto preventivo de Morales. En diciembre, ya había solicitado su detención por sedición y terrorismo.

En febrero, la Fiscalía de Bolivia abrió otra causa contra el exmandatario por supuesto fraude electoral. Hasta ahora, no se registraron avances.