El expresidente de la Nación, Eduardo Duhalde, volvió sobre sus pasos, en relación a las declaraciones vertidas el último lunes en el programa televisivo Animales Sueltos, donde puso en duda la realización de las próximas elecciones legislativas por un presunto golpe militar que estaría en ciernes.

Este jueves, en una entrevista concedida al canal A24, Duhalde adujo «tema psicóticos» para justificar su exabrupto. «Yo les contaba a mis hijas y ahora a todos que desde hace muchos meses vengo hablando de un tema: que la pandemia (del coronavirus) produce actitudes psicóticas, un desenganche de la realidad y, nunca como ahora, ves gente que dice cosas que en su sano juicio no las diría», explicó.

«Quiero decirles a mis hijas que yo no estoy exento de tener esos temas psicóticos. A mí me puede pasar. No me reconozco diciendo lo que dije. No es un brote psicótico, es un instante, es un desenganche de la realidad. es como un flash», justificó. En ese sentido, admitió que dijo cosas que «no tenía que haber dicho», y que su presunta afección psiquiátrica, incluso,  preocupó «muchísimo» a su esposa, la exsenadora Hilda «Chiche» Duhalde, y a sus hijas.

Además, el exgobernador de la provincia de Buenos Aires, volvió a resaltar que, luego de acceder a la información que, a la postre, difundió el lunes, y que, según dijo, le fue comunicada por un alto mando militar (fuente que no quiso revelar), la llamó «a Cristina Fernández de Kirchner», quien lo envió a ver a Agustín Rossi, ministro de Defensa» «Me atendió muy bien, me dijo que esta convencido que las Fuerzas Armadas están defendiendo el sistema democrático pero que igualmente iba a averiguar», señaló.

Finalmente, Eduardo Duhalde dijo sentir «pánico» por los golpes de Estado, y que el avance del militarismo en América Latina,le empezó » a dar más miedo». «Eso evidentemente produce en mí ese efecto. Mi hija le dijo a mi nieta, papá tuvo un momento, un desenganche de la realidad y dijo lo que no tenía que decir», cerró.