El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue trasladado a un hospital tras ser diagnosticado este viernes con coronavirus, y permanecerá internado como «medida de precaución» según informó una portavoz de la Casa Blanca.

A su vez, Kayleigh McEnay agregó que el primer mandatario norteamericano, «va a trabajar desde las oficinas presidenciales» del hospital militar de Walter Reed, donde Trump llegó a las 18:30 hora de Washington, tras un viaje en helicóptero desde la residencia presidencial.

A través de su cuenta personal de Twitter, Trump compartió un video donde agradece el apoyo que recibió luego de conocerse la noticia de su positivo: «Creo que me siento bien, pero vamos (al hospital) para asegurarnos de que todo vaya bien. La primera dama está bien. Muchas gracias, lo aprecio, nunca lo voy a olvidar», agregó.

 

El médico del presidente, Sean Conley, explicó que se le administró a su paciente «una única dosis de ocho gramos del cóctel anticuerpos policlonal de Regeneron y completó la infusión intravenosa sin contratiempos», pero contó que el magnate continúa «fatigado».

Además, el mandatario tomó «zinc, vitamina D, famotidina» (un medicamento para tratar las úlceras o el reflujo gástrico), melatonina (una hormona para tratar los trastornos de sueño) y una aspirina diaria, precisó el doctor. Finalmente, aclaró que Trump se encuentra «con buen estado de ánimo».

«Un equipo de expertos le está evaluando, y todos juntos haremos recomendaciones al presidente y a la primera dama sobre los mejores próximos pasos», agregó Conley.

Por su parte, Melania Trump, quien también dio positivo en COVID-19, «sigue estando bien, con solo una leve tos y dolor de cabeza, y el resto de la familia (de Trump) se encuentra bien, y hoy dieron negativo por SARS-CoV-2», concluyó el médico.

Un momento particular

El 3 de noviembre se desarrollarán en Estados Unidos las elecciones presidenciales. En ese contexto, el rival de Donald Trump en la contienda, el candidato demócrata Joe Biden, publicó un mensaje críptico en sus redes sociales. “Este no debe ser un momento partidario. Debe ser un momento estadounidense. Tenemos que unirnos como nación”, escribió Biden.

En tanto, el próximo 15 de octubre estaba previsto un segundo debate, aunque quedó en suspenso tras el conocimiento de la enfermedad de Trump. De acuerdo con las encuestas, Trump se ubica seis puntos por debajo de su competidor.