La empresa australiana Thankyou realizó un trabajo de investigación sobre consumo consciente en Argentina.

El estudio, que fue hecho sobre la base de la opinión 500 consumidores, reveló que el 26% busca saber si la marca que compran emprende iniciativas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), o apoya proyectos sociales.

En tanto, el 65% le da importancia a la composición de los productos, y observa si sus ingredientes son naturales y sostenibles, mientras que el 33 % comprueba si los productos son libres de maltrato animal.

Finalmente, el 53% cree que debería existir más variedad de marcas de bienes de consumo consciente en el mercado, en tanto que el 15% considera que no hay suficientes marcas así, lo que demuestra una clara demanda de que las empresas hagan más.

«Con 63 trillones de dólares gastados en bienes de consumo cada año, mientras 736 millones de personas están atrapadas en la pobreza extrema, creemos que este negocio no es justo. Pero también creemos que nosotros (…) podemos cambiar esto canalizando los dólares gastados en bienes de consumo para ayudar a acabar con la pobreza extrema», dijo Daniel Flynn, fundador de Thankyou en 2008 junto con Justine Flynn y Jarryd Burns.

La compañ{ia lanzó una campaña global que invita a los consumidores de todo el mundo a interpelar apelar a P&G y Unilever a través de las redes sociales. En América Latina, Thankyou ya se asoció con las organizaciones CoImpact y Water For People, que operan en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Bolivia y Perú, con el objetivo de interpelar a las compañías más grandes e influyentes del mundo para que se unan en su propósito.