La vicepresidenta Cristina Kirchner reapareció públicamente en formato epistolar, y a un día del décimo aniversario del fallecimiento de su marido, el expresidente Néstor Kirchner.

Con una carta titulada 27 de octubre. A diez años sin él y a uno del triunfo electoral: sentimientos y certezas, la exmandataria vertebró su texto en tres grandes certezas.

En el inicio de la misiva, Cristina Kirchner recuerda una entrevista que le hizo el politólogo Torcuato Di Tella en abril de 2003, apenas un mes antes de su asunción a la primera magistratura, y que luego vio la luz en un libro llamado «Después del derrumbe». Luego, explica que, el 10 de diciembre de 2019, la Argentina se había «derrumbado, pero nadie esperaba, ni siquiera podía imaginar, lo que iba a venir apenas unos meses después.»

El Gobierno avanza en los negocios con China y los empresarios ya encendieron las alarmas

La primera certeza que enumera la exsenadora es que «castigan al Presidente como si tuviera las mismas formas que tanto me criticaron durante años». En ese sentido, señala que «resulta inocultable que, en realidad, el problema nunca fueron las formas». En este mismo fragmento, CFK desliza que hay funcionarios o funcionarias que no funcionan», lo cual puede ser interpretado como un tiro por elevación al cuestionado gabinete.

La segunda certeza que indica la expresidenta es que «en la Argentina el que decide es el Presidente» porque «el sistema de decisión en el Poder Ejecutivo hace imposible que no sea el Presidente el que tome las decisiones de gobierno. Es el que saca, pone o mantiene funcionarios. Es el que fija las políticas públicas.. Puede gustarte o no lo que decida, pero el que decide es él», indica Cristina Kirchner.

Martin Guzmán reformulado: de investigador en la Universidad de Columbia a su vínculo con el Movimiento Evita

Finalmente, la primera dirigente política en la línea sucesoria, opina que «el problema de la economía bimonetaria que es, sin dudas, el más grave que tiene nuestro país«, e indica que «es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina. Nos guste o no nos guste, esa es la realidad y con ella se puede hacer cualquier cosa menos ignorarla».

La estatua de Néstor Kirchner

Removida de la UNASUR por el gobierno de Ecuador (donde se encuentra la sede de dicho organismo multilateral), la estatua de Néstor Kirchner será reemplazada, por decisión de Alberto Fernández, en el Centro Cultural Kirchner, lo cual CFK calificó como «una caricia al alma».

Fuego sin control: denuncian recortes en la lucha contra los incendios y piden que haya una ejecución mínima del Presupuesto

Sobre el establecimiento del CCK, que daba lugar al Correo Argentino, Cristina Fernández indicó que el padre de su marido era empleado de la empresa estatal. «El abuelo de mis hijos era empleado del Correo, llegando a ser su tesorero allá en Santa Cruz. Néstor me contó que le enseñaba con orgullo la grandiosidad del lugar, como si fuera suyo, una característica de los empleados del Correo Argentino… Orgullo de pertenecer. Mientras me contaba se le vidriaban los ojos, como cada vez que se acordaba de su padre. Sí, definitivamente es un buen lugar para él», concluye la dos veces presidenta.