La canciller de Alemania, Angela Merkel, mostró su preocupación este miércoles en Bundestag ante el incremento de casos positivos de coronavirus en vísperas de navidad.

«Aunque sea duro, y sé cuánto amor se ha puesto en montar los puestos de vino calientes y gofres, esto no es compatible con el acuerdo que hicimos de comprar solo comida para llevar y comerla en casa», indica Merkel en el video que se hizo viral en redes sociales.

Elecciones en Venezuela: los mecanismos chavistas que sobrevuelan el fraude

En ese sentido, Merkel calificó de «inaceptable» que el precio sean «590 muertes al día. Lo siento, lo siento desde lo más profundo de mi corazón«, agrega, visiblemente emocionada.

«La conclusión es muy sencilla: el número de contactos es demasiado elevado. La reducción del contacto que hemos logrado no es suficiente«, admitió la líder europea.

La Secretaría de DD.HH. no incluyó a los gobernadores en ninguna de las 885 denuncias por los cierres provinciales

Merkel intervino en la Cámara Baja para defender los presupuestos de 2021, que preven una alto endeudamiento (180.000 millones de euros) para combatir los efectos del Covid-19.

La canciller explicó que el primer trimestre del año que viene no representará un «cambio significativo» desde el punto de vista epidemiológico en Alemania, y señaló que la segunda ola está siendo «mucho más exigente que la primera». Alemania acumula hasta la fecha 20.704 muertos.

Las seis carreras universitarias «del futuro» que ya son tendencia

Con la intención de interpelar a sus colegas, y persuadir a la sociedad germana, Angela Merkel concluyó: «Lo único que quiero decir, es que si tenemos que terminar con los contactos ahora, los días antes de Navidad, y terminan siendo las últimas navidades con nuestros abuelos, entonces habremos hecho algo mal. No debemos permitir que eso pase».