«Soy disléxica y la dislexia tiene que ver con eso. La verdad es que la paciencia que me tienen Sol, Pato y Euge, que es la coreógrafa, que yo le digo: ‘no puedo pensar en los movimientos y cantar al mismo tiempo’, es muy grande. Me tiene mucha paciencia y les agradezco un montón», dijo la actriz Laura Novoa en el Cantando 2020, en el mes de septiembre, para explicar los motivos de su performance en una prueba del certamen de El Trece.

Leer más: Tiene autismo, creó un sistema de pedagogía de emergencia y lo multipremiaron

Ahora, casi seis meses después, en una entrevista con Jey Mammon, Novoa habló en profundidad sobre el trastorno y envió un mensaje de concientización.


Sobre por qué decidió revelar su verdad en pleno show televisivo, la artista indicó que se siente «un ser político«: «Fue importante poder decir que era disléxica y defender todo lo que tiene que ver con el feminismo, de la mano de Sandra Mihanovich, a quien admiré toda la vida», agregó.

Leer más: El Padrino III: Porque su tiempo es hoy

Por otra parte, la intérprete cuestionó al «sistema educativo» por lastimar a los «niños diferentes»: «Las dificultades y los defectos que el sistema educativo ve como algo malo son, en realidad, grandes oportunidades. El sistema es muy dañino«, sentenció.

En el tramo más fuerte de su alocución, Novoa dijo que «es hora de deconstruir la sociedad«, porque «si les seguimos dando pastillitas a los chicos para que entren en el Sistema porque tienen Add (Desorden del Déficit de Atención), perdemos muchos artistas en el camino».

Leer más: ¿Cuántas personas se vacunaron en Argentina? Los números provincia por provincia

Finalmente, citó su propia experiencia, e indicó que a la hora de dar clases de teatro, se autopercibe como una «coach» que levanta «gente caída, sean artistas o no».

Qué es la dislexia

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que supone la dificultad para leer a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla, y para comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras. Esto puede afectar, por ejemplo, en la fluidez de la lectura.

Según la Asociación Internacional de la Dislexia, hasta un 15% o 20% de la población mundial presenta síntomas que se corresponden con este desorden.