A dos meses de las próximas elecciones legislativas, la vicepresidenta Cristina Kirchner se mostró en un acto en Lomas de Zamora, junto con el gobernador provincial, Axel Kicillof, y el intendente de la localidad, Martín Insaurralde. La excusa fue la presentación del programa «Conectar Igualdad Lomas», a partir del cual se le entregarán 10.000 tablets a alumnos de seis años de colegios privados y públicos. También se implementará el programa TED (transformación educativa digital), con el cual se proveerá de conexión wifi a 3000 escuelas.

Al tomar la palabra, Fernández de Kirchner puso en valor su gestión anterior y sentenció: “En el año 2015 éramos más felices de lo que vino después. No teníamos este endeudamiento feroz, que constituye una restricción tremenda, con un organismo con el Fondo Monetario Internacional que, como todos saben, cuando hace acuerdos, quiere condicionar las políticas económicas de cada país”.

Israel registró la cifra más alta de casos de coronavirus desde abril

A su vez, la expresidenta consideró que la Argentina «ya estaba patas arriba» antes del comienzo de la pandemia, e instó a los dirigentes de la oposición a dar «explicaciones» por contraer deuda con el FMI: “Queremos escuchar (a los que contrajeron la deuda) para ver cómo hacemos para pagar esto sin someter al hambre y al escarnio al pueblo argentino. Si vamos a discutir nimiedades y cuestiones menores, mientras sucede esto en la República Argentina, no nos lo van a perdonar. Pero no solamente a nosotros, sino a todos los que de una u otra manera quieren representar políticamente a sus compatriotas”, señaló.

Por las críticas de la oposición al plan de vacunación, CFK dijo: «Esas cosas que no logro entender, qué es lo que se persigue. Creo que en el fondo no quieren a la Argentina. Siento que a los que odian es a los argentinos y no lo quieren decir. Se quieren ir y no se pueden ir, algunos».

Coronavirus: cuál es la efectividad de las vacunas contra la variante Delta

Cristina Kirchner dijo que “la pandemia va a pasar», y su gobierno va a «vacunar a los argentinos y a las argentinas», pese a «todo ese bombardeo mediático que se hizo para que no se cuidaran, para que hicieran lo que no tenían que hacer”. En ese sentido, Fernández concluyó: “Vamos a tener que hablar en serio de responsabilidades cuando pase la pandemia”.

Se habló en redes

En una inesperada cita, la dirigente peronista defendió el programa Conectar Igualdad al contar la historia del rapero L-Gante: «Leí una entrevista en un medio extranjero con L-Gante, un rapero. Con Conectar Igualdad y un microfonito de mil pesos, hizo un tema que tiene 176 millones de reproducciones en Youtube”, afirmó. Su mención generó cientos de comentarios en Twitter por parte de feligreses y opositores.

Además: 

Argentina, última en un ranking sobre el manejo de la pandemia y la economía

Un estudio de Oxford confirmó que retrasar la segunda dosis de AstraZeneca aumenta los anticuerpos