La Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó una asignación general de derechos especiales de giro (DEG) equivalente a 650.000 millones de dólares con el fin de apuntalar la liquidez mundial, informó el organismo multilateral en un comunicado.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, calificó la decisión como «histórica», y destacó que se trata de «una inyección de ánimo para la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes».

Con la llegada de Pfizer, ¿qué vacunas tiene la Argentina?

«La asignación de DEG beneficiará a todos los países miembros, abordará la necesidad de reservas a escala mundial y a largo plazo, generará confianza y promoverá la resiliencia y estabilidad de la economía mundial. En particular, ayudará a los países miembros más vulnerables que están luchando contra los estragos de la crisis provocada por el COVID-19″, agregó Gerogieva.

Kristalina Georgieva

Kristalina Georgieva

Según reveló el Fondo, aproximadamente 275.000 millones de dólares de la nueva asignación se destinará a países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos países de bajo ingreso. En el caso de la Argentina, nuestro país recibiría alrededor de 4300 millones de dólares.

Organizaciones sociales denuncian maltrato de Alberto Fernández: “No me tomen por boludo”

Por otra parte, la titular del FMI anticipó que buscará «opciones viables que permitan canalizar voluntariamente DEG de los países miembros más ricos a los más pobres y vulnerables, para apoyar su recuperación de la pandemia y para que logren un crecimiento resiliente y sostenible».

Además: 

En clave electoral, Alberto Fernández relanzó el Ahora 12 y advirtió: “No aprovechen para seguir aumentando los precios”