El médico Pedro Cahn, uno de los profesionales que asesora a Alberto Fernández, dijo este viernes que la foto difundida del presidente Alberto Fernández en Olivos durante la cuarentena estricta, «no ayuda» y «está mal».

En ese sentido, se remitió a su propia experiencia personal y graficó: «Estuve varios meses sin ver a mis nietos y a mis hijos y todos hemos padecido. Han fallecido amigos míos y no he podido despedirlos«.

Inflación: ¿cuáles son los productos que más aumentaron?

A su vez, el epidemiólogo llamó a «reflexionar» al «que no ha hecho las cosas como corresponde»: «A partir de allí, todo lo que se desata en medio de la campaña electoral a mí me excede en el análisis”, agregó en La Mañana de CNN

Al mismo tiempo, el asesor presidencial volvió a defender la cuarentena estricta, al margen del Olivos-gate: “La cuarentena estricta ayudó a morigerar el impacto de la pandemia en todo el mundo”, dijo.

Organizaciones sociales denuncian maltrato de Alberto Fernández: “No me tomen por boludo”

Por otro lado, Cahn pronosticó que la variante delta del coronavirus empiece a circular pronto en la Argentina, y dijo que “la aplicación de la segunda dosis» de la vacuna contra el COVID-19 «va a crecer rápido en agosto y septiembre”. Según precisó, las vacunas disponibles en la Argentina «funcionan» contra la nueva cepa.

Este viernes, Alberto Fernández habló sobre la foto de Olivos y responsabilizó a su pareja, la primera dama Fabiola Yañez, por convocar a una reunión en el marco del ASPO: «Fabiola convocó a una reunión con sus amigos y un brindis que no debió haberse hecho. Lamento que haya ocurrido», dijo.