El Gobierno nacional estableció a través de un decreto que los empleados de la administración pública, en caso de que su actividad lo permita, deberán trabajar de forma remota para ahorrar energía en la ola de calor que azota al país. De esta forma, el 13 (jueves) y 14 (viernes) de enero -los días más calurosos de esta ola de calor- los empleados públicos no deberán asistir a su trabajo presencialmente.

La energía eléctrica, ¿debe ser un servicio pago y privado?

El martes pasado más de 700.000 usuarios se encontraron sin luz durante todo el día, padeciendo de forma más peligrosa las altas temperaturas. El titular de cada organismo deberá determinar quiénes tendrán que asistir al trabajo prescencialmente en «áreas críticas indispensables para la comunidad».

El cierre de las oficinas correspondientes por estos días facilitaría el ahorro de energía, principalmente para evitar el colapso de la red y mantener a los usuarios sin cortes. De igual forma, el decreto detalla alguno de los organismos que seguirán normalmente su rutina a pesar de la medida:

  • Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud
  • Fuerzas de Seguridad Federales
  • Fuerzas Armadas
  • Servicio Penitenciario Federal
  • Salud y sistema sanitario contra covid-19
  • Guarda Parques Nacionales
  • Sistema Federal de Manejo del Fuego
  • Dirección Nacional de Migraciones
  • Instituciones bancarias y entidades financieras

MISIÓN AHORRAR ENERGÍA

Para el Gobierno de Alberto Fernández la medida se justifica, en primer lugar, por la «reactivación sostenida» de los distintos sectores de la economía tras el freno del 2020 por la cuarentena. Por otro lado, el segundo justificativo son las altas temperaturas de esta semana, que rozan récords históricos. Ambos factores aumentan considerablemente el consumo de energía eléctrica y superan con creces la capacidad del sistema. La medida es calificada como «urgente, de rápida implementación y breve duración».

Energía

Edesur recibe una multa de $240 millones por los cortes de luz en año nuevo

Darío Martínez, secretario de Energía, compartió y justificó a través de sus redes sociales la decisión del gobierno: La demanda récord de energía es producida por el «crecimiento sostenido de la economía» y «la ola de calor histórica». Para cerrar su posteo, Martínez hizo un pedido a la población en general: «Les pedimos a todas y todos los argentinos que ahorren en la medida de sus posibilidades, y un mayor esfuerzo al sector empresarial, para priorizar el consumo de los hogares de todas y todos»

OLA DE CALOR

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) afirmó que la ola de calor es «extrema» y explicó el motivo: «Se trata de un frente de baja presión instalado en esta parte del continente que contribuye a que las altas temperaturas se vean incrementadas».

En estos días se esperan temperaturas que superen los 40° centígrados por día. El martes se superó un récord en CABA que no se veía desde 1906.

Además:

La titular del PAMI generó malestar en el gobierno con su viaje a Cancún