La tensión entre Ucrania, Rusia, Estados Unidos y Europa terminó de explotar con los ataques de Moscú en las últimas horas sobre el territorio ex soviético.

Minutos antes de que se registren explosiones y cortes eléctricos en Kiev y otras ciudades estratégicas para el ataque del Kremlin, Vladimir Putin anunció en transmisiones nacionales que comenzaría una «operación militar especial«.

Amenaza de invasión: ¿puede empezar una guerra en Ucrania?

En medio del discurso, el presidente ruso justificó su ataque afirmando que su objetivo es «la protección de las personas que, durante 8 años, sufren abuso y genocidio por parte de los regímenes de Kiev», refiriéndose a los habitantes de Donetsk y Lugansk, los territorios ucranianos reconocidos independientes por el mismo Putin hace algunos días.

 

Putin advierte de igual forma a la OTAN y los insta a «dejar las armas de inmediato» para que se «retiren a casa».

Según autoridades estadounidenses, las fuerzas aerotransportadas rusas están tratando de tomar el control del aeropuerto de Kiev, paso clave en la estrategia de Putin para ocupar la ciudad.

Las ciudades más afectadas por el comienzo del conflicto son Jarvis, (aegunda ciudad más importante), Odesa, en el Mar Negro, y en Mariupol, en el Este.

Marco Rubio, senador de los Estados Unidos y uno de los miembros de la Comisión de Inteligencia, aseguró lo más temido. Moscú desarrolla su ataque por 3 flancos: desde Bielorrusia, Crmea y, finalmente, desde la frontera de su país.

Biden volvió a insistir en que Rusia podría invadir Ucrania “en los próximos días”

De esta forma también lo confirmó el Servicio de Fronteras de Ucrania, el cual determinó que las tropas rusas «cuentan con la ayuda de Bielorrusia» en su ofensiva.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, aseguró que Putin lanzó una invasión a «gran escala» y afirmó que su país «se defenderá y vencerá». «El mundo puede y debe frenar a Putin. La hora de actuar es esta«, detalló el funcionario.

 

RESPUESTA DE UCRANIA Y REUNIÓN EN LA ONU

Volodimir Zolenski, presidente ucraniano, declaró rápidamente la ley marcial en todo el país y pidió calma a sus ciudadanos. Por demás, también ordenó el bloqueo del espacio aéreo ante el riesgo de más bombardeos en la zona y el intento de avance.

El Consejo de Seguridad de la ONU se encontraba reunido de urgencia para encontrar solución a esta crisis. En pleno debate, cuando se dio a conocer el ataque, los representantes de aquellos países comenzaron un breve cruce. El embajador ucraniano por las Naciones Unidas, Sergiy Kyslytsya, instó a que Rusia debe «parar la guerra». Pero su par ruso le contestó tajantemente:​»No es una guerra, es una operación militar».

El amanecer en Kiev despertó a sus habitantes con alarmas de precaución, que indican a todos que deben adentrarse al búnker más cercano de la ciudad. Desde la presidencia, Zolenski asegura que desarrollará un contraataque para resistir la invasión.

Además

Arde Corrientes: el desastre ecológico y social que se pudo evitar