La Coalición Cívica denunciará al ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, evasión agravada, lavado de activos y falsedad documental. Estas sospechas se desprenden de una investigación expuesta este domingo en el programa Periodismo Para Todos (PPT) conducido por el periodista Jorge Lanata.

Leé también: La explosiva fortuna de la mujer de Berni

Los legisladores del partido fundado por Elisa Carrió se presentarán hoy ante la Justicia para solicitar una investigación formal de las supuestas propiedades que tiene el ministro sin declarar, en las que se incluye una imponente mansión y dos departamentos frente al lago Nahuel Huapi.

Por el momento el ministro no ha hecho declaraciones al respecto. Y, a pesar de que los rumores tras esta investigación afirmaban que Berni había renunciado, desde la gobernación de PBA se desmintieron esas versiones.

La investigación impulsada por los diputados Mónica Frade y Juan Manuel López apunta al patrimonio global del funcionario K y de su mujer, diputada nacional por el Frente de Todos, Agustina Propato: «Existen inconsistencias serias que no cierran, activos que desaparecen y reaparecen en distintas declaraciones juradas y sin una explicación aparente, empleados que figuran registrados a más de mil kilómetros de donde deberían trabajar», detallan los denunciantes.

Los diputados opositores presentarán la denuncia ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). Según detallaron en un borrador, la primera declaración jurada de Berni como funcionario nacional en el año 2003, comprendía un patrimonio valuado en USD 80.000. En el año 2019, tras haberse desempeñado como funcionario de los ministerio de Desarrollo Social y Seguridad de la Nación y como senador bonaerense, su patrimonio se vio incrementado hasta llegar a USD 1.450.000.

Desde entonces, tras su permanencia en el Gabinete de Axel Kicillof, y pese al impacto de la pandemia en la actividad económica, el patrimonio se duplicó y trepó a USD 3.041.000.

En cuanto a los inmuebles de Sergio Berni, los diputados de la Coalición Cívica le atribuyen 16 solamente en la Ciudad de Buenos Aires, tres terrenos con cabañas en la localidad sureña de El Chaltén, en Santa Cruz, además de dos fideicomisos en Escobar y tres departamentos. Lo que destacó en la investigación de PPT fue una imponente mansión junto al lago Nahuel Huapi, en Bariloche, Río Negro, la cual también le fue atribuida al ministro.

Leé también: Kicillof calificó como «lamentable» las declaraciones de Guzmán contra Máximo Kirchner

Las últimas propiedades en Bariloche fueron omitidas en sus declaraciones juradas, a pesar de haber admitido (a periodistas de PPT) ser el propietario de la casona frente al lago y los tres departamentos.

Luego de consultar a su contador, el ministro de Seguridad señaló que los inmuebles omitidos están declarados a nombre de la sociedad anónima Logística Integral Río Turbio. Sin embargo, la declaración jurada que afirma estos datos, fue presentada el 20 de noviembre, horas antes de que se difundiera el informe televisivo que expone las anomalías.

En un intento de minimizar los gastos, Berni sostuvo que adquirió la mansión a USD 300.000. No obstante, fuentes de la transacción consultadas afirman que la mansión frente al lago se valuó en USD 800.000.

En cuanto a Agustina Propato, la esposa de Sergio Berni, también será investigada. Propato comenzó a realizar declaraciones juradas en el 2014, cuando accedió a una banca en el Senado bonaerense. Pero, con 35 años, en el año 2014, declaró ser propietaria de dos departamentos en CABA, uno en enero y otro en noviembre de ese año. Otros bienes también se fueron sumando a la lista, tales como una embarcación y una motocicleta.

Y, al igual que las declaraciones de Sergio Berni, los diputados que llevarán a ambos a la Justicia señalan un error «notorio». Hay fondos en dólares que aparecen y desaparecen de un año al otro, para volver a reaparecer en la siguiente declaración.

 

Además:

Terremoto en Indonesia: más de 160 muertos y 700 heridos contabilizados