El hallazgo de arqueólogos egipcios revolucionó las redes. En parte por la importancia científica y en parte por una inédita casualidad. Zahi Hawass es quien dirigió al equipo que encontró esta semana a la momia más antigua de la que se tiene registro en Egipto y una de las colecciones más grandes de estatuas. A pesar del gran descubrimiento, todo quedó opacado cuando se divulgó que el dueño de estas últimas se llamaba Messi.

Leé también: Las mejores frases de Lionel Messi en la entrevista con Andy Kusnetzoff

Aunque parezca increíble, los objetos y las momias halladas datan de hace 4.300 años y las coincidencias con el nombre del astro argentino hace que todo sea más increíble aún. En total, los arqueólogos encontraron 4 tumbas de momias y 9 estatuas, pertenecientes al llamado “Messi”, que no se refiere al mejor jugador de la historia del fútbol.

“En la misma zona donde encontramos las nueve estatuas, había una puerta falsa. Esta puerta pertenece a un tal Messi: no al de Argentina que ganó la Copa del Mundo, a otro Messi. Este Messi vivió hace unos 4300 años. De esto podemos concluir que las estatuas pertenecen al que se llamaba Messi”, contó el encargado de la expedición.

Leé también: 3 mitos increíbles sobre Mahatma Gandhi

LAS INCREÍBLES IMÁGENES DEL HALLAZGO

Según el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, los trabajos de excavación en la ribera oriental del río Nilo llevaron al hallazgo de “una ciudad residencial completa” que, aparentemente, es una extensión de la antigua ciudad de Tebas, capital del Antiguo Egipto.

Por su parte, el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, explicó la importancia de este descubrimiento debido a que aporta una gran información, que hasta el momento era desconocida, sobre “la ciudad residencial más importante y antigua en la orilla oriental de la provincia de Luxor, que se considera una extensión de la antigua ciudad de Tebas”.

 

ADEMÁS:

El Gobierno prorrogó los vencimientos del CUD: las nuevas modificaciones