​​​Estos son los detalles de las agresiones a Lucio Dupuy que se conocieron durante el proceso de investigación que llevó a juicio a su madre, Magdalena Espósito, y su novia, Abigail Páez.

Según se supo, fueron 15 meses de ataques, golpes y violaciones.

Leé también: Magdalena Esposito y Abigail Páez condenadas a perpetua por el asesinato de Lucio Dupuy

. El 31 de julio de 2020 Lucio dejó la casa de sus tíos paternos en General Pico, para ir con su madre y la pareja de ella a una casa en Santa Rosa, a pasar el fin de semana. Pero por el aislamiento obligatorio que mandaba en esa época, no pudo volver.

. El 20 de agosto de 2020 los tíos paternos le cedieron la tenencia a la madre. Hicieron esto porque cada vez que Magdalena visitaba a su hijo,  se generaba un escándalo policial: hacía denuncias falsas, iba a verlo con la policía, gritaban y discutían. Para evitarle estas situaciones al niño, se tomó esa decisión.

. El 4 de noviembre de 2020 la jueza Ana Clara Pérez Ballester homologó el documento y ese día, oficialmente, la tenencia de Lucio quedó en manos de su madre.

. El 15 de diciembre de 2020 Lucio fue llevado al Hospital Evita de Santa Rosa por traumatismos en su miembro superior.

. El 18 de diciembre de 2020 acudió al Hospital Molas por fractura de muñeca y mano.

. El 22 de enero de 2021 lo vieron en una posta de salud del barrio Río Atuel, otra vez por un traumatismo en uno de sus brazos.

. El 1 de febrero de 2021 ingresó al Hospital Evita de Santa Rosa por golpes en el cuerpo.

. El 23 de marzo de 2021 regresó a Hospital Evita, esta vez por deformidad en un dedo a raíz de una fractura ósea. Alguien le había tirado el dedo para atrás hasta rompérselo.

. El 25 de agosto de 2021 una vecina llamó al 911 para avisar que le estaban pegando a Lucio. Lo hizo a través de su hermano, porque su celular estaba roto. “Todos los días llega del jardín y la novia de la mamá lo caga a palos. Les golpeé la pared porque se escucha todo desde mi pieza y en la calle también”, le dijo por chat,

Leé también: Intentaron robarle, mató al ladrón y ahora está preso

. El 26 de noviembre de 2021 Lucio murió, según la autopsia, por una patada en el hígado que le causó una hemorragia fatal.

Los informes post mortem indicaron que el nene tenía lastimaduras en la cadera, las piernas y uno de sus glúteos. Además, tenía heridas compatibles con mordeduras en sus genitales. También indicó que, durante los 15 meses que Lucio vivió con su madre y la novia, fue abusado sexualmente. Tenía lastimaduras en su cuerpo que se condicen con una violación. En un allanamiento en la casa donde vivían, se encontró un juguete sexual que, luego de análisis en laboratorio, se descubrió que tenía ADN del niño. El mismo documento explicó que Lucio, antes de ser asesinado, fue golpeado brutalmente durante horas cuando volvió del jardín, a las 17.30. Luego de dos horas de ataques, las dos mujeres salieron en moto a las dejaron al nene solo. A las 20.40 regresó sólo Abigaíl, porque Magdalena se había quedado en su trabajo nocturno. En su declaración ante el tribunal, la novia de la madre dijo que agarró a Lucio del brazo porque “se estaba mandando un moco” y le pegó “unas patadas en la cola” y que después se desvaneció.

A las 21.25, Páez salió con Lucio Dupuy rumbo al hospital. Ya estaba muerto. Y aunque la madre y su novia dijeron que habían sido víctimas de un robo, los médicos no les creyeron, hicieron la denuncia y quedaron detenidas.

 

Con información de Infobae

 

 

ADEMÁS:

La oposición denuncia que se «adulteraron» datos del Censo en La Matanza