«Lucio fue abusado antes de su muerte»: la prueba que las acusadas se negaron a escuchar

En los alegatos finales, el Ministerio Público Fiscal confirmó que las acusadas "agredieron en conjunto" al menor y lo "abusaron sexualmente con un objeto". Valenti y Páez pidieron ser retiradas de la sala para no escuchar las pruebas.
Ley Lucio
Créditos: Ley Lucio
Por: #BorderPeriodismo

Tras 18 audiencias, el 22 de diciembre concluyó el juicio por el crimen de Lucio Dupuy, el niño de 5 años asesinado a golpes por su madre y la pareja. Este lunes 2 de febrero se conocerá el veredicto del caso que estremeció al país y que aún sigue exponiendo escalofriantes pruebas.

Una de ellas se conoció durante los últimos alegatos que se extendieron durante casi seis horas. Alllí el Ministerio Público Fiscal pidió que Magdalena Espósito Valenti (madre de Lucio) y Abigail Páez (pareja de Valenti) sean declaradas culpables de «homicidio calificado y abuso sexual gravemente ultrajante» y condenadas a cadena perpetua.

Según Mónica Rivero, Marcos Sacco y Verónica Ferrero las acusadas «agredieron físicamente, en forma conjunta», es decir, había un acuerdo mutuo para dañar al niño o al menos ambas tenían conocimiento de lo que ocurría. Esta aclaración fue necesaria luego de que Valenti negara tener conocimiento de los hechos y responsabilizara a su pareja del asesinato de su hijo.

Leé también: Bullrich pide que Maduro sea detenido si viene a Argentina: «Como Pinochet en Londres»

Los fiscales coincidieron en que las agresiones que terminaron dándole muerte al menor tuvieron lugar entre las 17:30 y las 19:40 del 26 de noviembre del 2021 y que el menor falleció en consecuencia de la golpiza propinada, pero que antes hubo un período de agonía. Ese mismo día Valenti y Páez llevaron al menor moribundo al hospital alegando que un ladrón había entrado a la casa y lo golpeó brutalmente.

  El calvario de Lucio Dupuy: 15 meses de agresiones

Anteriormente, Lucio ya había sido asistido médicamente al menos cinco veces por traumatismos que su madre y pareja justificaban ridículamente. Los médicos nunca se alertaron por las lesiones y por ello no denunciaron nada. Tampoco en el jardín de infantes realizaron denuncias a pesar de que el menor faltaba en reiteradas oportunidades y luego asistía golpeado.

La jueza familiar que terminó dándole la tenencia a Espósito Valenti nunca realizó un estudio socioambiental para asegurarse de que el niño viva en un lugar seguro, según denunció Ramón Dupuy, abuelo de Lucio, y luego confirmaron durante los alegatos.

La imputación presentada contra Espósito Valenti se extiende en un párrafo que dicta: «Abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de realización con acceso carnal vía anal con un objeto; agravado por haber sido cometido por la ascendiente; con el concurso de dos personas y aprovechando la convivencia con la víctima menor de 18 años; todo como delito continuado; en concurso real con homicidio calificado por ser la ascendiente, por ensañamiento y alevosía».

  Crimen de Lucio Dupuy: las novedades sobre el veredicto y la sentencia

Leé también: Ayuda divina: En Entre Ríos organizaron jornadas de rezo para acabar con la sequía

LA PRUEBA CLAVE

El 17 de noviembre, en la cuarta audiencia, la madre de Lucio se negó a escuchar una de las pruebas que podría agravar aún más su pena y pidió ser retirada de la sala al igual que Páez. La prueba clave fue el relato de la autopsia, practicada por el forense Juan Carlos Toulouse, que determinó que Lucio fue abusado antes de su muerte.

Toulouse fue citado a relatar lo que la autopsia que él mismo hizo expuso y aseguró que la víctima fue abusada horas previas a su muerte, pero también había indicios de abuso de «vieja data». También presentaba «un fuerte golpe que le afectaba la cadera, el glúteo y la pierna, con una data de 7 a 8 días» antes de su muerte.

  Las asesinas de Lucio Dupuy fueron condenadas a cadena perpetua

Toulouse aseguró que «hubo una agresión puntual que le provocó la muerte» y fue una hemorragia interna provocada por la brutal paliza que le propinaron las agresoras. El cuerpo también tenía quemaduras de cigarrillo y mordidas.

«No hablo de todo lo que tenía por respeto al nene y a la familia pero tengo 27 años de forense y 5 años en La Plata, he visto nenes y traumatismos, pero esto así no lo vi nunca», declaró el forense al medio Telefé tras hacer su presentación en el juicio.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal