Se suicidó William Tapón, el jugador amateur que pateó a un árbitro en la nuca

Tras ser repudiado en las redes por la brutal golpiza que le dio a un árbitro en pleno torneo de fútbol amateur y antes de ser detenido, el joven de 24 años decidió quitarse la vida.
árbitro
Créditos: árbitro
Por: #BorderPeriodismo

William Tapón, el jugador que agredió ferozmente a un árbitro en pleno partido por una tarjeta roja, fue hallado muerto sobre las vías del tren, a la altura de General Paz y Heredia, en la localidad de Sarandí.

Según el periodista Nacho Genovart, el joven de 24 años se quitó la vida con un arma de fuego en el momento que el árbitro agredido declaraba en la comisaría.

Fuentes oficiales revelaron que Tapón iba a ser detenido por «homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en el contexto de un espectáculo deportivo», tras los golpes de puño y patadas que le propinó a Ariel Paniagua, árbitro amateur.

 

QUÉ SUCEDIÓ PREVIAMENTE

 

Durante el pasado sábado, en un partido de fútbol amateur, se vivió una violenta situación donde dos jugadores agredieron de manera brutal al árbitro del encuentro, Ariel Paniagua. El mismo, tras un empujón y varios golpes de puño, cayó al suelo, donde recibió una patada en la nuca que lo desmayó.

Tras la golpiza, la victima fue internada durante algunas horas para realizarse estudios y evitar secuelas peligrosas que pudo haber generado el fuerte golpe. Con el alta médica, el arbitro decidió acercarse a la comisaría de Sarandí, localidad bonaerense donde sucedió el hecho, y denunció a los agresores.

  Un artista muestra como será el mundo tras el impacto del cambio climático

 

Leé también:  Tragedia en River: cómo fue el accidente de la familia del futbolista Elías Gómez

 

El feroz ataque fue captado gracias al teléfono celular de un espectador que grababa el partido, donde se puede observar la forma en la que se desarrolló la situación. Ambos jugadores y agresores del arbitro Paniagua eran del equipo La Cortada FC. Uno de ellos reaccionó con un empujón, después de haber recibido la tarjeta amarilla. Inmediatamente después de la agresión lo expulsan, lo que generó insultos y gritos en el ambiente.

En respuesta a la decisión del referí, uno de los compañeros de este jugador reacciona aún peor. Se acerca corriendo a Paniagua, lo increpa, lo golpea en la cara y en el cuerpo reiteradas veces hasta que cae al piso y, cuando este está más indefenso, lanza una patada criminal a la nuca de la autoridad del encuentro que pudo haber terminado en fatalidad.

  Sarmiento Superstar: cinco cosas para recordar del “rockero” de la educación

 

Los violentos fueron apartados del árbitro por otros jugadores, mientras algunos otros lo intentaban asistir. El personal de salud del complejo deportivo actuó rápido y asistió al hombre hasta su traslado de emergencias al hospital más cercano.

El establecimiento, que cuenta con una gran cantidad de canchas sintéticas, se llama “Estación 98″ y está ubicado en el partido bonaerense de Avellaneda. A pesar de esto, los dueños del lugar aseguraron que la responsabilidad es pura y exclusivamente de los organizadores del torneo de fútbol amateur: «Repudiamos todo hecho de violencia», expresaron en sus redes.

“Además, hicimos una presentación en la comisaría de la zona para exponer lo sucedido y colaborar en lo que sea necesario. Si bien la organización del torneo es externa al complejo, y no tenemos injerencia en la admisión de los equipos ni en la contratación del personal, estamos a disposición para ayudar en todo lo que podamos”, continuaron.

  El espeluznante relato de los testigos que presenciaron el tiroteo en González Catán

 

Leé también:  Revolución en Miami: Lionel Messi, Antonella Rocuzzo, David Beckham y Sergio “KUN” Agüero

 

“Quienes hacemos Estación 98 somos parte de una sociedad que se cuestiona y trabaja día a día en nuevas formas de relacionarse, con el convencimiento de que el compañerismo y la camaradería son el motor del deporte, libres de violencia”, sentenciaron desde el complejo.

“Gracias a Dios estoy en casa, recuperándome de a poco. Me pudo haber matado, hoy mi familia me podría estar velando. Este muchacho no lo pensó, no le salió un ‘disculpáme, me equivoqué’. Sólo me dijo ‘lo hice por calentura’”, contó Paniagua cuando habló con el noticiero de Telefe.

 

 

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

 

La Policía de la Ciudad empieza a utilizar las pistolas Taser

 

Lujos y hotel cinco estrellas para la comitiva de Alberto Fernández en Bruselas

 

La encuesta que complica a Fernando Espinoza en La Matanza

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal