Pobreza: el salario mínimo lleva un año sin aumentos

El haber básico se ubica en $16.875 desde octubre del año pasado. La inflación desde ese mes aumentó 32,8% y se depreció ante el dólar.
Pobreza: el salario mínimo lleva un año sin aumentos
Créditos: Pobreza: el salario mínimo lleva un año sin aumentos
Por: Martin Dure

El ministerio de Trabajo convocó al Consejo del Salario para el 14 de octubre tras un año que el monto no se actualiza. Desde hace 12 meses, el haber mínimo vital y móvil no recibe modificaciones ante una inflación que se mantiene alta y cambios en el valor del dólar que lo hacen perder valor real.

También se informó un dato que impacta. El 40,9% de los argentinos se encuentra bajo la línea de pobreza y el 10,5 en la indigencia. El primer semestre de este año muestra un aumento de 5% sobre la última medición.

La inflación de los 10 meses que se comprenden entre octubre y agosto -última medición del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)- acumuló un aumento de precios del 32,8%, por lo que si el valor se hubiese ajustado con este índice, el valor de la percepción mínima debería ser $22.410, más de 5.500 pesos de diferencia.

La canasta básica alimentaria de un hogar de cuatro integrantes (dos padres y dos hijos) fue fijada en septiembre en $18.792, por lo que se encuentra 1.900 pesos por encima del valor fijado para la remuneración mínima. Si se toma la canasta básica total, el valor es de $45.478, más de dos veces y media el monto.

Otro dato que llama la atención es que el valor del Salario Mínimo se ubica por detrás de la jubilación mínima. El valor de los haberes previsionales sufrieron una pérdida de poder adquisitivo por la decisión del gobierno de otorgar aumentos por decreto y dejar de lado la fórmula de actualización vigente por ley. Si bien se vio afectado, este monto varió para alcanzar los $18.129.

  Tironeo e interna entre Todesca y Stanley por cómo se mide la pobreza

La diferencia entre los $16.875 del haber mínimo y el piso de las jubilaciones es de un 7% más alto, apenas significativo pero muestra el retraso que se produjo al no actualizar los montos del salario.

La evolución en 27 años

El gobierno del presidente Alberto Fernández dictó la Ley de Emergencia Económica, lo que produjo que no esté obligado a actualizar en varias oportunidades el monto mínimo con el acuerdo del Consejo del Salario conformado por representantes de los trabajadores, empleadores, el Estado Nacional y el Consejo Federal del Trabajo (provincias).

La última vez que solo se actualizó en una oportunidad durante un año calendario fue en 2012 y desde 2013, luego de la salida de la convertibilidad en 2002, siempre se actualizó en más de una oportunidad. En 2003 se reacomodó el precio en 6 oportunidades, el máximo. En 2018 y 2019 se realizó la revisión en 4.

Durante la década comprendida entre 1993 y 2003 el monto no tuvo actualizaciones. Desde 2003 al 2007, el salario mínimo tuvo un fuerte aumento que lo llevó a superar la inflación en un porcentaje del 128%, pero desde ese año solo en dos volvió a superar el índice de precios: en 2009 y 2011, ambos años electorales.

  San Juan es el distrito con menor desempleo del país

En el año en que Cristina Fernández de Kirchner consiguió la reelección, el valor alcanzó la mayor diferencia contra el actualizado por inflación. Representaba más de dos veces el valor. El salario mínimo era de $2.300 y si se toma el actualizado por los precios desde 1993, hubiese sido de $1.002.

Si el valor se toma en la comparativa con el precio del dólar oficial, el salario tuvo su mejor año en 2012. Previo a la devaluación que se produjo en 2013, el monto representaba USD 543. El peor momento en esta comparativa fue el 2003, tan solo representaba 101 dólares tras la crisis del 2002 que llevó a depreciar la moneda.

En los últimos 9 años, el valor actualizado pierde contra la inflación. El año en donde el salario se vio más perjudicado fue el 2018. Durante la crisis que llevó al gobierno de Mauricio Macri a recurrir a un préstamo récord con el FMI, el valor perdió un 22% entre el índice inflacionario de 47,6 puntos y el aumento otorgado en 4 tramos del 25%.

  A un año de la guerra contra la inflación: números alarmantes y una derrota contundente

No solo una remuneración

El salario mínimo vital y móvil no solo significa el ingreso mínimo que puede entregarse a un trabajador por jornada completa, también representa una base que se toma para diversas decisiones que toma el estado.

Durante la pandemia, el Gobierno decidió asistir a las empresas con los pagos de salarios ante la crisis que produjo un derrumbe de la actividad económica que se potenció por el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

En el decreto presidencial que normativiza la Asignación para el Trabajo y la Producción (ATP) se afirma que “en ningún caso el monto del Salario Complementario puede ser menor a un salario mínimo, vital y móvil ni mayor a dos salarios mínimos, vitales y móviles”.

Ante la falta de aumento de este salario y seis meses de pandemia, el monto no se actualiza y representa menos dinero que al comienzo de la cuarentena cuando se implementó esta medida.

Los créditos PROCREAR también tienen la variable del salario para tomar cuando se puede acceder al préstamo con tasas accesibles que otorga el estado.

En la página de Argentina.gob.ar se aclara que para aplicar al sorteo que determina los adjudicatarios, la suma de los ingresos del grupo familiar en forma mensual netos “deberán estar en el rango de uno y medio y ocho” salarios mínimo vital y móvil al momento de la inscripción.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal