Sebastián Melo es peón, pero desde hace unos meses maneja un taxi «que le dieron» para trabajar. La situación personal que atraviesa es compleja: su hijo León, de dos años, padece de tetrología de fallot, una afección cardíaca congénita que afecta el flujo normal de sangre al corazón.

Este jueves, su caso trascendió por haber devuelto 20 mil dólares que se encontró en el asiento trasero de su taxi luego de que una pasajera olvidara sus bolsas de compras, en una de las cuales se alojaban varios ejemplares de billetes de dinero estadounidense.

Según explicó en diálogo con La Nación PM, con María Julia Oliván, nunca se le ocurrió tomar el dinero que la señora se había dejado por descuido en su vehículo, a causa de su propia experiencia, por la cual mucha gente, sin conocerlo, se ha brindado «al 100%» y la ha ayudado a él y su hijo.

«Les di el número de cuenta, cómo podían ayudar, rifa. Me dieron una mano muy grande porque yo, si no me siento en el taxi, no me entra plata», confesó.

Aunque él no hizo el pedido de manera directa, sus hermanos y sus amigos «decidieron hacer un bono contribución con premios», de los cuales se vendieron «mil numeros» en apenas horas.

De esta manera, Melo, que vive en Mar del Plata, pudo costear su año y medio de estadía en la Ciudad de Buenos Aires, donde su hijo se sometió a un tratamiento que solventó a través de su obra social, con la cual también se mostró muy agradecido.

Para sobrevivir, este trabajador maneja «13, 14, 15 horas» dependiendo del tiempo con el que cuente, aunque admitió que «la temporada» estival en La Feliz está bastante tranquila.

Videla: “La vida de un niño es como una calesita, los profesionales se suben por una vuelta, pero los padres están allí toda la vida”

Qué es la tetrología de fallot

Se trata de una enfermedad que es la resultante de la combinación de cuatro defectos cardíacos:

  • Comunicación interventricular (orificio entre los ventrículos derecho e izquierdo)
  • Estrechamiento de la arteria pulmonar (la válvula y arteria que conectan el corazón con los pulmones)
  • Cabalgamiento o dextraposición de la aorta (la arteria que lleva sangre oxigenada al cuerpo) que se traslada sobre el ventrículo derecho y la comunicación interventricular, en lugar de salir únicamente del ventrículo izquierdo
  • Engrosamiento de la pared muscular del ventrículo derecho (hipertrofia ventricular derecha)

¿Cuántas personas se vacunaron en Argentina? Los números provincia por provincia

A menudo, la tetralogía de Fallot se diagnostica durante el primer año de vida o inmediatamente después. Sin embargo, puede suceder que la tetralogía de Fallot solo se detecte más adelante en la vida en el caso de algunos adultos, según la gravedad de los defectos y de los síntomas.

Si se diagnostica temprano y se hace un tratamiento quirúrgico adecuado, la mayoría de los niños y adultos que padecen la tetralogía de Fallot pueden llevar una vida relativamente normal, aunque necesitarán atención médica de manera periódica durante toda la vida y, quizá, deban restringir la actividad física.

León, el hijo de Melo, «tiene la arteria aorta cabalgando», y su arteria pulmonar «es diminuta», explicó Sebastián. La semana que viene será sometido a una nueva operación (el año pasado ya fue intervenido en cinco oportunidades), pero no del corazón: «Le ponen un botón gástrico. Desde que nació se alimenta por sonda. Y le van a sacar la sonda a la boca para empezar a practicar la deglución, masticar y demás cosas», explicó. Además de su enfermedad de base, a León se le practicó una traqueotomía. 

Qué es la «crianza positiva» y cómo se puede ser «firme pero amable» con los hijos

Finalmente, Sebastián explicó que León debe ser atendido de manera permanente, por lo cuenta con internación domiciliaria. Por eso, cada vez que pasa cerca de su casa, Melo aprovecha para darle «un beso» a su bebé.