Este viernes por la mañana se conocieron impactantes imágenes correspondientes a una persecución policial que terminó en un trágico choque en la Autopista Panamericana. El accidente terminó con la vida de tres personas y dejó a una herida. Entre las víctimas se encontraba Malena Antonella Chiocconi, una joven de 21 años que se encontraba en la primera cita con el conductor del vehículo.

LEÉ TAMBIÉN: EL GOBIERNO SIGUE EN DEUDA CON LOS CENSISTAS

Maico González, de 16 años, y el conductor Joel Galván, de 25 años, fueron las otras víctimas fatales que se encontraban en el interior del automóvil Volkswagen. Según las autoridades, el conductor habría intentado eludir un control de alcoholemia, y allí comenzó la persecución. Uno de los policías disparó a una de las ruedas del vehículo, que perdió el control e impactó con un camión estacionado.

El caso de Malena tomó aún más repercusión cuando su mamá se presentó en el lugar del accidente en plena Panamericana: “Mi hija me mandó un mensaje a las 4:30 de la mañana. Me dijo: ‘Mamá, estoy llorando, nos persigue la Policía y no sé por qué’. No sé si mi hija está viva o muerta”, aseguró la mujer.

En su testimonio, explicó que su hija le había enviado su ubicación vía teléfono celular, y que la última vez estaba en la localidad de San Miguel: “Era la primera vez que veía a ese chico. Aceptó la invitación, y me dijo que fueron a tomar algo a San Miguel, y que estaba bien”, aseveró.

Leé también: Video: Asesinaron a Shinzo Abe, el histórico ex Primer Ministro japonés

En la última comunicación que tuvieron, Malena le avisó a su madre que estaba en el peaje rumbo a Campana: “Por eso vine. Quiso bajarse del auto, y no se lo permitieron. Se ve en las cámaras que ella quiso bajarse y no la dejaron”, contó. “Mi hija venía de acompañante. Era todo para mí. Lo que puedo decirle a todas las mamás es que tengan buen diálogo con sus hijas”, expresó.

En el video se puede observar el momento donde el Volkswagen Vento de color negro no se detiene al aproximarse donde se estaba estacionado un patrullero. El móvil policial, que se encontraba sobre la Panamericana, intentó bloquear el paso del vehículo, cuando el auto salió disparado a alta velocidad, dándose a la fuga en dirección a provincia.

Según detalló la investigación policial, el auto original (el que protagonizó el choque sería un vehículo “mellizo”) estaría radicado en San Isidro. Mientras tanto, el caso permanece a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Don Torcuato, con la intervención del Dr. Cosme Iribarren.

 

Además:

VENTA DE NIÑAS Y RECIÉN NACIDOS: LAS POSTALES ABERRANTES DE AFGANISTÁN