Cuando comenzaron los alegatos del juicio de obras públicas reconocido como Vialidad, el fiscal Diego Luciani nombró a Máximo Kirchner y lo relacionó directamente al exponer un intercambio de mensajes que el hijo de Cristina Kirchner tuvo con José López, quien en ese momento ejercía como secretario de Obras Públicas. Esta comunicación resultó llamativa por dos cuestiones, la primera es la rareza de las consultas a Máximo siendo que él no trabajaba en este sector y la segunda es, en consecuencia de la primera, cómo sin tener conocimiento en obras se le consultaba al hijo de Cristina. Es por esto que se estima que él respondía por su madre.

Leé también: La presión de Zaffaroni a Alberto Fernández: “El único recurso que queda es un indulto presidencial”

A raíz de esta serie de mensajes que se extrajeron del celular de José López en donde le consulta al líder camporista y además diputado nacional (en aquel entonces) dónde debían ubicarse las cien cuadras  de pavimento que terminaron en manos del Austral Construcciones, es que se iniciará una investigación contra Máximo K.

Para el fiscal Luciani estos mensajes que intercambió Máximo con José López y también con su ahora ex pareja en donde «debatían» dónde debían realizarse ciertas obras, exponen una «clara intervención» en esa obra en particular, pero también posiblemente en muchas otras más en Santa Cruz.

Por eso, este lunes en la última audiencia donde además pidió una condena de 12 años para la vicepresidente, el fiscal también solicitó que se realice una extracción de testimonio para investigar nuevos hechos que involucran directamente al hijo de Néstor Kirchner.

Luciani este lunes, pidió: «Vamos a solicitar la extracción de testimonios acerca de las posibles ilicitudes de las mismas características que las que han sido señaladas en este alegato en relación con el Hospital Materno-infantil de Río Gallegos», donde según los mensajes Cristina Kirchner «tenía un particular interés».

Además, calificó esta situación como «una brutal conveniencia entre funcionarios y empresarios, se cometieron hechos ilegales».

Hay mensajes donde José López pide acelerar la licitación de esa obra y dice: «Sacalo sin estudios del suelo. Yo te digo lo que hay que poner. Saquemos urgente el llamo a ‘lic'», exigía en aquel entonces y también agregó, señalando puntualmente a Cristina, que ya tenía el aval de la «Pta» y le había dicho que la licitación se haría en 15 días.

En ese contexto, Luciani comentó: «La presidenta se iba interiorizado personalmente sobre el avance las obras en Santa Cruz. Ella preguntaba por obras puntuales y sus avances».

Leé también: Un joven chaqueño se hartó de Capitanich: “Nos quieren desviar hablando de temas irrelevantes”

En vista a estos mensajes, este lunes el fiscal Luciani requirió darle inicio a una investigación en búsqueda de más pruebas que expongan la relación entre Máximo Kirchner y actos ilícitos relacionados a las obras públicas: «pedimos que se investigue lo que sugería de las conversaciones que han sido expuestos por José López, Abel Fatala, como así también todos los posibles ilícitos que surgen de los mensajes del teléfono de José López, en el que habrían participado diferentes funcionarios y particulares».

Si bien la fiscalía no había contemplado la posibilidad de iniciar una investigación contra Máximo Kirchner por no ocupar ningún cargo público, ahora, luego de la dimensionar el papel que tenía en la toma de decisiones «se entendió pertinentemente que se debe abrir una investigación al respecto», concluyeron.

 

Además:

El quilombo ya se armó cuando nos tocaron a todos