Uno de los condenados por asesinar a Fernando Báez Sosa, Blas Cinalli, rompió el silencio tras el veredicto y dio su versión de los hechos a los medios. Además, contó la relación con los demás involucrados y aseguró que no existió ningún plan.

«No ideamos un plan para matar a Fernando (Báez Sosa). No hubo roles, eso nunca existió», dijo el condenado a 15 años de prisión en diálogo con el medio Crónica, durante el programa de Chiche Gelblung.

Leé también: El sueldo del Presidente y los ministros aumentaron por encima de la inflación

Cinalli, quien tiene 21 años, envió mensajes desde Melchor Romero a un cronista del medio: «Hola. Quería decirte si nos harías el favor de dejar de hablar pestes de mí y de cada uno de mis amigos, ya que nadie ni ninguno de todos nosotros te faltamos el respeto a vos», comenzó.

«No entiendo por qué tienen tanto odio hacia nosotros», resaltó tras asegurar que estaba viendo en la televisión todo lo que decían sobre él.

«Perdón ya pedimos, seguro no se soluciona nada con eso pero al menos pedimos perdón por este hecho que pasó, nos escrachan por todos lados. Dejen vivir, no tenemos vida, viven hablando mal de nosotros. Cortenla, pagar ya estamos pagando desde el primer día», aseguró.

«Yo sólo quiero que la gente sepa eso, y que ninguno de nosotros ideó un plan para matar a ninguna persona. No hubo roles, esas cosas nunca existieron. No quiero que me quieran pero sí quiero dejar de recibir tantos insultos y me haría muy bien que estos mensajes los vea la gente», explicó.

Leé también: Sergio Berni le entrega a la empresa Soflex un negocio de 10 millones de dólares para relanzar el 911

Según explicó el “actor secundario de homicidio”, es muy probable que tanto él como los otros dos condenados a 15 años, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, sean trasladados a un penal diferente.

«Ayrton, yo y Lucas (sic) estamos un poco distanciados de los otros chicos. No te voy a decir que super peleados pero sí distanciados de palabra», detalló.

«A Máximo seguramente lo lleven hacia otro lado. Sinceramente no sé a dónde, pero sé que lo van a trasladar a otro lado y va a estar solo. Rosalía (la madre de Thomsen) quiere llevarlo (sic) a Campana pero no se sabe», afirmó Blas Cinalli.

«Aunque yo creo que nunca nos van a poner con otros presos porque podrían hacernos daño y por eso casi nadie quiere recibirnos en la cárcel. Pero quizás sí vamos a Campana los tres. Y los de perpetua hacia otro lado. Para mí sería muchísimo mejor (seguir) juntos, pero bueno, hay peleas a veces y si la ley dice que nos tienen que separar será así», sentenció.

 

ADEMÁS:

Agustín Rossi será el nuevo Jefe de Gabinete: asumirá el miércoles