Formosa adopta «medidas abusivas» en respuesta al Covid según Human Rights Watch

La organización internacional elaboró un informe sobre la situación en la provincia durante la pandemia y determinó que también se vio afectada la libertad de expresión.
Formosa adopta "medidas abusivas" en respuesta al Covid según Human Rights Watch
Créditos: Formosa adopta "medidas abusivas" en respuesta al Covid según Human Rights Watch
Por: #BorderPeriodismo

La ONG Human Rights Watch elaboró un informe sobre el tratamiento del Covid-19 en la provincia de Formosa y reportó la existencia de «medidas abusivas» en la lucha contra la pandemia. El trabajo, que fue elaborado por HRG junto con la Universidad John Hopkins de Estados Unidos, concluyó que la prensa tampoco pudo desarrollar su trabajo en libertad.

«Desde abril de 2020, más de 24.000 personas han sido obligadas a permanecer confinadas en centros de aislamiento y cuarentena en Formosa, algunas por períodos mayores a los 14 días que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y, en muchos casos, bajo circunstancias que podrían considerarse detenciones arbitrarias«, describe en su informe la organización internacional.

Leer más: Alarma en el Gobierno: más provincias piden independencia para manejar recursos naturales

Luego, agrega: «Las autoridades de Formosa han mantenido a algunas personas con resultados positivos de Covid-19 junto con otras que tenían resultados negativos o que seguían esperando los resultados de sus exámenes. (…) En ocasiones, el hacinamiento y las condiciones insalubres en los centros han dificultado el distanciamiento social«.

Liberaron a la Concejal de Formosa: "Feudalismo, caudillismo y avasallamiento de derechos"
Un centro de aislamiento en Formosa.

Human Rights Watch «entrevistó, por teléfono, a 45 personas en Formosa, incluidas 30 que habían estado confinadas en centros de aislamiento o cuarentena, así como a médicos, abogados, víctimas de abuso policial, periodistas, una legisladora y dos concejalas». Según explican en la investigación, «la mayoría de los entrevistados temen sufrir represalias en Formosa», por lo cual accedieron a dar su testimonio de manera anónima.

  Coronavirus: murió un paciente al que le suministraron dióxido de cloro

Leer más: Escasez mundial de vacunas: ¿Qué tratamientos se aplican para hacerle frente al covid?

Según revelan en el trabajo publicado en la página web de la asociación, «once personas entrevistadas dijeron que policías, en algunos casos acompañados de profesionales de la salud, los llevaron de sus casas en medio de la noche a centros administrados por la provincia, alegando como justificación que habían tenido contacto estrecho con algún familiar que había dado positivo».

Por otra parte, indican que «las autoridades también han arrestado a manifestantes que cuestionaron las condiciones en los centros de aislamiento«, y «han limitado la posibilidad de los periodistas de informar sobre la situación en Formosa, habrían usado fuerza excesiva contra las personas que protestaron por las restricciones excesivas por el Covid-19, y detuvieron y procesaron penalmente a algunas de ellas».

  Fuerte cifra: Más de 9.500 niños y niñas viven sin sus padres en Argentina

Leer más: Sexualidad y discapacidad: por primera vez, crean una app para barrer con los prejuicios

Sobre la visita a la provincia para monitorear la situación por parte del secretario de Derechos Humanos Horacio Pietragalla, HGR señaló que «aunque las autoridades de Formosa confirmaron a Human Rights Watch que habían establecido 188 centros de aislamiento y cuarentena en la provincia, el equipo de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación solamente visitó 4 centros y entrevistó a personas que estaban confinadas en dos«. Además, explican que «en el Estadio Cincuentenario, el centro más grande, entrevistaron a personas encargadas de la atención sanitaria del lugar, pero no a individuos confinados allí».

A su vez, reprobaron la respuesta de la secretaría de Derechos Humanos tras las protestas del 5 de marzo, donde manifestantes fueron víctimas del uso de «fuerza excesiva» por parte de la policía de Formosa. En ese momento, Pietragalla condenó la “violencia ejercida por integrantes de la policía», pero también se refirió a la “permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial”. Por eso, HGR determinó que «la respuesta de la secretaría no priorizó los derechos de las víctimas ni se centró en su rol principal de documentar las violaciones de derechos humanos durante protestas mayormente pacíficas».

Al mismo tiempo, señalan que la dependencia de Pietragalla está sujeta al Poder Ejecutivo, y que el organismo independiente que «podría documentar y denunciar abusos» es la Defensoría del Pueblo, que «no funciona con normalidad desde 2013, cuando concluyó el mandato del entonces defensor adjunto». En ese sentido, recomiendan al gobierno del presidente Alberto Fernández «trabajar con el Congreso para designar a un defensor que asegure credibilidad, independencia y evaluaciones confiables sobre las condiciones de los derechos humanos en Formosa y en el resto del país».

 

  Viaje a las entrañas del sicariato: el lado negro del mundo narco
Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal