Franco Rinaldi: “A mí no me cancela nadie, no lo voy a permitir”

Franco Rinaldi encabeza (aun) la lista de legisladores porteños de Jorge Macri (PRO), es licenciado en Ciencias Políticas, consultor aeronáutico y liberal.
Franco Rinaldi
Créditos: Franco Rinaldi
Por: #BorderPeriodismo

En esta BorderSession con María Julia Oliván, habló de la corrección política, de sus propuestas para mejorar la Ciudad de Buenos Aires y de la cancelación. “Hay que perder el miedo a decir lo que uno piensa, aun con la posibilidad de que al otro no le guste”, sostenía hace algunos días, mucho antes del escándalo por la difusión de sus dichos homofóbicos en las redes sociales sobre un periodista, y la republicación de varios fragmentos donde repetía discursos de odio hacia personas que viven en villas.

En esta nota, un perfil de Franco Rinaldi, el candidato standupero

 

Leé también: Bullrich y Larreta pelean por el núcleo duro del voto PRO: ¿cuáles son las estrategias que van a utilizar?

 

– Hace algunas semanas un excandidato al Parlasur por La Libertad Avanza, el partido de Javier Milei, dijo que “nadie quiere votar a un discapacitado” ¿Que te paso con eso?

 

Creo que hay que aprender a vivir con todas las opiniones. Hasta ésta. Lo que marque fue que preocupa el nivel de ignorancia en la exposición de este pibe, no estaba mal en un sentido moral, sino en un  sentido técnico. Yo creo que hay que permitir todas las opiniones, reitero.

Jordan Peterson (psicólogo clínico canadiense) dice que para ser libre hay que animarse a la posibilidad de ofender al otro con lo que uno dice.

Ojo, hago una salvedad, no está buena la crueldad, no está bien. Ser jactancioso de mofarte del otro, culturalmente nos empobrece. Empobrece el clima social. Rompe el vínculo social. Hay un espacio cultural creciente en la Argentina que cree que la moda es quien es más políticamente incorrecto. Esto no está bien, pero mantengo la posición de que no hay que cancelar a nadie, y se deben dar espacios de debate con esto que dice.

Ahora, lo que dijo este pibe -que suena mal- es que la gente vota personas que no tienen discapacidad. Esto es incorrecto,  hay sobrados ejemplos, caso Franklin Roosevelt que tenía poliomielitis- y en Argentina –la exvicepresidenta Gabriela Michetti que estaba en sillas de ruedas; que demuestran que la gente no vota con esta premisa.

 

 

-¿Cuáles son las variables de una persona a la hora de votar?

Los atributos que te hacen elegible para ser representante del pueblo están por fuera y son independientes de que si uno tienen que usar sillas de ruedas o le falta la visión. Se valoran otros atributos, como la capacidad de persuadir, de encantar al otro, de que sienta que vos podes mejorarle la calidad de vida.

  Vacaciones de invierno 2023: récord histórico de turismo extranjero

Perfectamente se puede ser elegible teniendo o no teniendo discapacidad. En este sentido estoy en contra de los cupos. Porque anulan las singularidad, la individualidad. No creo que las personas sean buenas por tener discapacidad, o sean elegibles, o votables por tener discapacidad.

 

-Me parece importante poner en la mesa esto de la corrección política, desde la cancelación del otro. Veo ahora que tienen mucho cuidado los políticos en que dicen y que no. Y en un punto achica la conversación, porque están pensando en no decir algo que joda al otro (corriendo las ofensas), tratando también de encajar. Ahora hay que ponerse una gorra, como Bizarrap, hay que usar Tik Tok, hay que subirse a una tabla de surf…

 

El daño del marketing a la política. Te dicen que hay que usar ropa azul, ropa clara, hablar con determinadas palabras. Hay mucha corrección conservadora, en el peor sentido. Esto atenta contra la posibilidad de ser flexible, cosa importante y necesaria. Igual, cuando alguien se anima a salirse de esa norma, le va bien. Esto responde a lo que pasa o pasó con el fenómeno (Javier)Milei.

 

-¿Qué te parece Javier Milei? ¿Es un fenómeno desinflándose, o pensas que va a perdurar?

 

Creo que lo que está haciendo es ir armando su propio partido en una estructura nacional, le está costando en las provincias. No me meto en el debate de medios y twitter que tiene, pero sacando eso, lo que es claro es que en los distritos no es competitivo. Esto lo está desinflando. Yo si tuviese que sugerirle algo, le hubiese dicho que no se largue tan temprano. La carrera para presidente es larga.

 

-¿Que particularidad viste en esta elección, no te parece que cuando apareció Mauricio Macri en escena y empezó a apurar a Horacio Rodríguez Larreta y a avalar a Patricia Bullrich hizo que comenzara antes la carrera presidencial de ambos?

 

Coincido en que esta cosa histérica de Horacio de no querer anunciar que iba a jugar en las elecciones (y que ya todos sabíamos que si lo iba a hacer) puede haber generado eso. Me preocupa más que los políticos no se den cuenta de que el alargamiento del periodo de campaña provoca hartazgo.

  Horror: fue a la marcha #NiUnaMenos, él la mató y dejó a sus hijos en coma

Creo igual que esto puede afectar, pero no creo lo que dice Cristina Kirchner, que va a dar una elección de tres tercios. Creo que Unión por la Patria va a capitalizar el voto que se está dispersando de Milei, y que algo va a ir a Bullrich, por cierta comunión de discurso. Pero no creo que se dé esto que dice Cristina de los tres tercios.

 

Leé también:  El primer spot de Patricia Bullrich: «Si no es todo, es nada»

 

-¿Estas mucho tiempo en Twitter?

Depende el día. Pero si, diría que es mi red principal. Es una red social literal. He tenido experiencias laborales y amorosas con gente que he conocido vía Twitter.

Ahí, como en todos lados, siempre digo lo que pienso. Mira, si yo me tengo que fijar por los followers (seguidores), probablemente dejaría de decir las cosas que digo. Honestamente trato de decir lo que siento en el momento, aceptando que muchas veces me equivoco.

 

-¿Hay algún perfil de persona con la que pensas que nunca podrías tener algo?

¿Pensas que si viene una de izquierda o kirchnerista no le daría bola? Al contrario. Hagamoslo con una media del Che Guevara. Y yo con una remera de Ronald Reagan (bromea).

 

-¿Cómo haces con el sexo?

Todas mis experiencias han sido con personas sin discapacidad. Imagínate que ahora que soy primer candidato a legislador por la ciudad de Buenos Aires, estoy en el centro de la tormenta están buscando por donde pegarme.

Estoy más reticente a hablar de mi vida privada. Pero tuve relaciones largas. Una de cinco años. Soy exigente. Entre los 20 y 25 me fue mal con las mujeres. En la universidad me gustaban muchas, pero me decían que no. Y aprendí que uno tiene que hacer lo que uno cree que lo hace feliz con independencia de si esta en pareja o no. Hay cosas que producen placer y no tienen que ver con un levante.

 

-Has desarrollado una enorme carrera, en estos años. Te hicimos una nota sobre cómo era vivir con silla de ruedas en la ciudad. ¿Cómo está ahora el tema, como ves la ciudad?

Creo que hay una gran evolución en este tema, en términos culturales. Insistir con los temas termina permeando en la agenda. Pero falta.

  Qué candidatos pasaron las PASO y disputarán las generales

 

-¿Te gustaría ser jefe de gobierno?

En algún momento

 

-¿Tus proyectos inmediatos en la política cuáles son?

Quiero trabajar en la autonomía de la Ciudad, estamos hablando con Jorge el tema del puerto, y el aeropuerto, queremos presentar un proyecto para que dependan de la ciudad, no de Nación. Significaría que la ciudad tenga injerencia en el directorio de Aeroparque que esta colmado de chicos de La Cámpora. Hay que transferir esto a la ciudad. Tienen que tributar a la Ciudad, están en la Ciudad.

 

Otro tema es el orden público. Hay que terminar con la idea de que un grupo minoritario afecte a miles de ciudadanos de Buenos Aires. También me interesa plantear el descenso de impuestos y la eliminación de regulaciones. La Ciudad de Buenos Aires tiene muchos impuestos.

 

-Sobre el orden público, viste que cuando Jorge Macri dijo que no pueden usar los cajeros como monoambientes, la gente salió a matarlo porque no era empático..

 

Es que en los cajeros pasa que hay gente viviendo. Se tiene que hacer en esos lugares como se hizo con el aeropuerto, lo que corresponde. Un x no tiene donde dormir y se tira en al aeropuerto. Le ofrezco un refugio de la ciudad. No le gusta porque hay olor a pis, bueno, lo lamento. En el aeropuerto no se puede quedar. En el cajero no se puede quedar.

¡Hay gente que hace sus necesidades ahí adentro!

Hay que poder discutir los temas. Es de locos que no se pueda hablar.

Creo que hay que perderle el miedo a conformar a todo el mundo. Y a la cancelación. Nunca nadie va a estar 100 % de acuerdo con vos. El que tiene la pretensión de gustarles a todos va a fracasar. Se va a frustrar. Hay que aprender a vivir con eso. Hay gente que me va a apoyar ahora que me metí en el negocio de la política y gente que no. Hay que perder el miedo y decir lo que uno piensa. A mí no me cancela nadie, no lo voy a permitir.

 

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

 

13 años en la cárcel: ¿Cómo es vivir en la tumba?

 

Blondi: Las rubias son más divertidas

 

Incendio y miedo en una escuela de Bahía Blanca: más de 200 alumnos evacuados

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal