El expresidente de la Nación, Eduardo Duhalde, no dudó este lunes por la noche en afirmar que «no va a haber elecciones» en la Argentina en 2021, «porque no se puede seguir así».

«¿Vos sabés lo ridículo que suena que digan que va a haber elecciones? Es ridículo. ¿Por qué va a haber elecciones? Tenemos un récord, ahí primero nosotros. La gente no lo sabe, no lo lee o se olvida. Entre el 30 y el 83, tuvimos 14 dictaduras militares», recordó Duhalde.

Luego, contextualizó: «Quien ignore hoy el militarismo que se está poniendo nuevamente de pie en América, no conoce lo que está pasando. ¿O no sabemos que Brasil es un gobierno democrático cívico militar; sabemos lo que es Venezuela; sabemos lo que es Bolivia? Sabemos que en Chile, no sabemos quién, si las redes y los movimientos, han puesto de espaldas al gobierno, y quedan nada más como factor de poder los carabineros, como antes, y el ejército».

Sobre la situación de nuestro país, el exgobernador de la provincia de Buenos Aires sentenció: «No va a haber elecciones, porque no se puede seguir así. Para que haya elecciones, tiene que haber unas elecciones consensuadas, tenemos que borrar todas estas cosas que no sirven para nada, que van por el camino opuesto de los consensos y los acuerdos».

Consultado por el conductor de Animales Sueltos, Luis Novaresio, sobre si el entrevistado estaba haciendo una metáfora, el dirigente peronista contestó que su pronóstico, es «una convicción. No va a haber elecciones porque Argentina es la campeona de las dictaduras militares. (…) La ciudadanía, no sé lo que piensan otros encuestadores, pero (Sergio) Berensztein dice que las instituciones más ponderadas, son las fuerzas armadas. Argentina corre ese riesgo, porque esto es un desastre tan grande, que no puede llegar a pasar nada bueno».

 

Además:

Zoom “patriótico” de Berni con Cambiemos y ¿pacto con Ritondo?

Bono de $8.500 a jóvenes con adicciones y centros de rehabilitación al borde de la quiebra

Covid en institutos de menores del Conurbano: otro motín en diez días tensa la situación de detenidos y trabajadores