La conductora de Radio Pop, Elizabeth La Negra Vernaci, reveló que su papá falleció hace unos días como consecuencia del coronavirus, y relató, con tristeza, las vicisitudes de despedir a un familiar en tiempos de pandemia.

«Les quiero agradecer a ustedes todo lo que han hecho. Pasé una situación muy difícil, lamentablemente. Como son como una familia los oyentes hay que terminar contándoles: la semana pasada, se murió mi papá, después de que estuvimos batallando todo julio y agosto”, contó Vernaci.

La locutora contó que su padre, de nombre Nunzio, «hace muchos años que ya estaba enfermo, era una situación esperable, pero nunca pensé que lo iba a tener que afrontar en un contexto difícil, solitario, cruel y doloroso como este. Fuimos pasando distintas circunstancias, salió de la internación de julio, fue a su casa a reponerse de una enfermedad que ya estaba mal, el final era anunciado».

Tras contar cómo se contagió de Covid-19, Vernaci explicó que «desde ese momento no lo vimos más, solo nos comunicábamos por teléfono. Pensábamos llamar de urgencia a un cura, porque no poder estar ahí no es lo mismo y él era muy del opus dei, un poco de rito le iba a venir bien. Los médicos se tienen que ocupar de los pacientes y de contener a los familiares y lo hacen de maravilla».

A pesar de la leve mejora que presentó, luego de la asistencia de un cura villero llamado Agustín, Vernaci dijo que cuando el desenlace era inminente, le adviriteron que debían cremar el cuerpo a causa del coronavirus. “Yo era la que estaba a cargo de mi papá con todo esto y consulté: ¿cómo que lo tengo que cremar? Porque no lo vi más, no le di un beso, no estuve con él y voy a llegar con una urna, era muy inhumano. Empiezo a averiguar y me dicen que no tenía ninguna obligación”.

“El 25 de agosto me llaman y me dicen que se murió (…). Lo fui a ver y estaba detrás de un vidrio, no me podía acercar. Es muy feo despedirse de alguien que amás de esa forma. No hay nada que lo compare. En ese momento, te das cuenta que no hay justificativo para ir a buscar el virus. Cuando estás solo con la persona que más querés del otro lado, que no la podés tocar ni nada, más que ver como se murió en soledad absoluta, sin nadie que le dijera ‘te quiero’ al lado, en ese momento, te replanteas si vale la pena tanta salida, todo», cerró.

 

Además:

 

Alerta: En el AMBA los test positivos ya superan a los negativos

Bono de $8.500 a jóvenes con adicciones y centros de rehabilitación al borde de la quiebra

Liderazgo: cómo y por qué las empresas deberían apostar al mentoring?