Durante el mes de agosto la canasta básica total (CBT) aumentó por encima de la inflación y se ubicó cerca de los 120 mil pesos. Teniendo en cuenta el Salario Mínimo, Vital y Móvil  ($ 47.850) que fue actualizado el mes pasado, una familia tipo no podría acceder a una canasta básica, sino que solo cubriría el 80% de ella: «Durante agosto de 2022, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a julio de 2022 fue de 7,1%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 7,6%. Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 81,4% y 75,2%, respectivamente«, explica el informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Leé también:  Causa Vialidad: Cristina Kirchner denunció por “prevaricato” a los fiscales

Puntualmente, una familia tipo, compuesta por una pareja y dos menores, necesitó generar ingresos por $119.757 para poder adquirir alimentos, bienes y servicios básicos. La suba de esta canasta con respecto al mes de julio fue del 7,6%, más de medio punto porcentual por encima de la inflación general del mismo mes. Comparando los últimos 12 meses, la escalada asciende a 75,2%.

Por otra parte, en el mes de agosto las familias compuestas por tres integrantes también sufrieron los incrementos y necesitaron $95.340. Asimismo las familias de cinco integrantes que deben tener ingresos de al menos $125.958 para poder cubrir sus necesidades básicas.

La canasta básica alimentaria (CBA) que incluye solo comida y traza la linea limite con la indigencia, también sufrió los incrementos. En el mes de agosto la CBA aumentó por encima de la inflación, por un valor porcentual del 7,1%, llegando al monto de $52.990. En el acumulado del año, esta canasta alimentaria se encareció en un 81,4%, casi 3 puntos por encima de la inflación interanual. 

Si bien el Salario Mínimo Vital y Móvil volvió a aumentar este mes ($ 51.200) aún no lograría cubrir una canasta básica del mes pasado, dejando poco margen positivo para el cierre de este mes.

Leé también: Murió Carlitos Balá y una parte de la infancia de todos

Por otro lado, estos datos son relevantes también para las tarifas. La Secretaría de Energía (manejada por Flavia Royón) determinó que los hogares que se quedarán sin subsidios para los servicios de gas y electricidad, serán aquellos con ingresos superiores a 3,5 CBT. Según la última actualización del INDEC, este límite es de $419.150.

En tanto, para los jubilados, el panorama es aún más desalentador. Una jubilación mínima de $43.353 tampoco alcanza para comprar una canasta básica alimentaria, ubicando a más de la mitad de los jubilados del país por debajo de la línea de la indigencia. 

Frente a estos alarmantes números que afectan a los sectores más vulnerables, el Gobierno prevé brindar un incremento irrisorio a los jubilados de $6647. De esta forma ningún jubilado cobraría menos de $50.000, pero aún así no cubriría el costo de una canasta básica alimentaria.

Este aumento que el gobierno anunció con alegría y se oficializará en Anses antes de finalizar el mes, y se traduce en $221,50 extras por día.

 

Además:

Mauricio Macri: «No podemos seguir teniendo un Estado que nos asfixia»