Las 27 naciones que componen la Unión Europea (UE) acordaron este lunes comenzar el proceso de adhesión de Ucrania, Moldavia y Georgia. Los 3 países hicieron la petición la semana pasada, tras la invasión de Rusia (en el caso ucraniano) y luego de las amenazas de Putin (en el caso de Moldavia y Georgia).

«Acuerdo para invitar a la Comisión Europea a presentar una opinión sobre cada una de las solicitudes de adhesión a la UE presentadas», señaló en Twitter la presidencia francesa de la Unión.

Rusia – Ucrania: datos claves para entender cómo sigue la guerra

Esto se da después de realizarse una reunión entre los 27 embajadores de los Estados miembros ante la institución comunitaria, lo que comienza un proceso extenso de adhesión que podría aligerarse o complicarse debido al contexto que viven esas naciones.

Ahora, el ejecutivo europeo deberá emitir un informe con el objetivo de valorar si Kiev (Ucrania), Chisinau (Moldavia) y Tbilisi (Georgia), cumplen los requisitos para ingresar a la lista de países candidatos a ser parte de la UE.

Por estas medidas pasaron países como Serbia, Turquía y Montenegro, que se encuentran ahora negociando su entrada a la UE, o Macedonia del Norte y Albania, que recientemente fueron catalogados como candidatos para ser miembros.

EL PROCESO DE ADHESIÓN A LA UE

Algunos de los puntos necesarios para entrar a la Unión Europea son: el respeto a los valores fundamentales de la comunidad, poseer instituciones que garanticen la estabilidad democrática y la existencia de una economía de mercado.

Más específicamente, los países que desean ser parte de la UE deberán respetar los derechos humanos y asegurarse de aplicar eficazmente las obligaciones de afiliación a la UE.

Ucrania

Tras realizarse este análisis, la totalidad de los países pertenecientes al bloque deberán estar de acuerdo y aprobarlo. Cuando se supera esta etapa, los Estados solicitantes pasan al proceso de preadhesión, donde Georgia, Ucrania y Moldavia se beneficiarán de asistencia por parte de la UE, mientras se ponen en marcha las tratativas para la adhesión definitiva.

Las conversaciones se dan en conferencias entre el país candidato y los socios comunitarios. Allí se determinan condiciones y calendarios para la adopción y aplicación por parte del país solicitante para adherirse a las normas europeas.

Ser madre en Ucrania: el día a día con sus hijos en un país en guerra

Estas normas se dividen en 35 capítulos que se debaten de manera independiente, como la energía, medio ambiente o política monetaria. Cuando las negociaciones y las reformas se completan, el país puede, finalmente, unirse a la UE.

El proceso es extenso. El último país en ingresar a la Unión fue Croacia en 2013, que tardó poco menos de una década para hacerlo.

Aún más se está tardando el proceso de Albania, que presentó su solicitud formal en 2009, en 2014 fue aceptada como candidata, en 2019 comenzó sus negociaciones de preadhesión y hasta hoy sigue sin ser miembro.

Incluso la presidenta de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó que “todavía hay un largo camino por delante” en el proceso de adhesión de estos países, por más que se haya agilizado su proceso de solicitud.

 

Además:

Más de 7.600 arrestos en Rusia: desde niños hasta una sobreviviente al asedio nazi

 

Olavarría: hallaron sin vida al militar acusado de torturar y asesinar a un perro