La policía holandesa está marcando precedentes al utilizar la inteligencia artificial para resolver el crimen de un niño de 13 años. Se trata de Sedar Soares, quien se encontraba jugando con nieve junto a sus amigos en la ciudad de Róterdam (Holanda), cuando una persona acabó con su vida de un tiro.

Trabajar con propósito: el resultado de ser efectivos en la inclusión laboral en las empresas

Hasta hoy, el caso sigue abierto y los “deepfakes”, ultra falsos en español, prometen ayudar a encontrar al asesino de Sedar tras 19 años del hecho. Los mismos son montajes hiperrealistas creados por medio de inteligencia artificial que, en este caso, muestra al menor como si estuviera vivo y pidiendo ayuda para resolver su crimen.

Según explicaron, la familia dio el permiso para realizar el video que es catalogado como una “primicia mundial” y promete potenciar las posibilidades de encontrar al asesino. Al mismo tiempo existe una recompensa por 40.000 euros para todo aquel que brinde pistas que aporten a la investigación. 

Durante más de un minuto y medio, el niño vuelve a la vida de forma virtual con una chaqueta azul, una pelota de fútbol y en un estadio. Sedar comienza saludando y sin dejar de mirar al espectador, desfila por un pasillo de honor formado por su familia, amigos, compañeros de clase y profesores de la escuela a la que asistía, hasta quedar en primer plano.

En ese pequeño recorrido, Janet Soares, hermana del chico, relata cómo murió su hermano y pide la colaboración de la sociedad holandesa. El niño se detiene y comienza: “¿Sabes algo? Hablá ahora”. Acto seguido, Janet expresa: “Nunca podremos recuperarle, pero ojalá que esto aporte algunas respuestas”.

Niño

Quién es Salvador Ramos: El tirador que mató a 14 niños en una primaria de Texas

QUÉ ES UN DEEPFAKE

Los ultra falsos son algoritmos que manipulan la imagen y el sonido, aprovechando contenido audiovisual ya existente, para crear videos hiperrealistas de momentos y personas determinadas.

Solo con una imagen y un actor similar a Sedar, los especialistas encargados del proyecto lograron un resultado impresionante. El joven que hacía de Sedar Soares caminó entre los familiares y amigos en el estadio de fútbol. En la parte final de la grabación se agregó la imagen real del niño y el resultado fue totalmente emotivo.

EL CASO DE SEDAR SOARES

En febrero de 2003, Sedar Soares jugaba con los amigos en la terraza de una estación de metro. Todos los menores se encontraban arrojando bolas de nieve a los autos que transitaban por las calles de Róterdam.

Una de las testigos claves declaró que un hombre se bajó de uno de los vehículos golpeados por la nieve y “con un arma en las manos” disparó a los niños, asesinando a Sedar. Poco tiempo después, el aparente responsable fue hallado e identificado como Gerald H. El mismo tenía antecedentes penales por drogas y una condena por participar de un tiroteo.

Un efectivo de la policía bonaerense le robó a dos censistas en Quilmes

A pesar de recolectar varios testimonios similares y condenar al hombre a 15 años de cárcel por el asesinato. Un año después, Gerald ganó la apelación gracias a que no se encontró el arma con la que se cometió el crimen y, además, varios testigos cambiaron sus declaraciones.

Así, hace apenas 1 año y medio, se reabrió el caso gracias a que un equipo especializado descubrió nuevas pistas. Los mismos sospechan que el menor pudo ser víctima de un choque entre bandas, siendo herido por una bala perdida en un asunto de drogas. Con el deepfake, esperan que algún testigo recuerde lo que vio o escuchó ese día e informe tras 19 años del asesinato.

 

Además:

Renunció Antonio Pronsato, el titular del proyecto del gasoducto Néstor Kirchner