Después de meses sin tener contacto directo, este viernes Cristina Kirchner y Alberto Fernández se vieron y dialogaron nuevamente en el festejo de los 100 años de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), que se realizó en Tecnópolis. Allí la vicepresidenta llamó a Fernández a “usar la lapicera”.

“El que quiera gobernar la Argentina sin tensiones ni conflictos, que se postule a la presidencia de Suiza”, aseveró Cristina en medio del acto que contó también con la presencia de Martín Guzmán, ministro de economía; Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, y Daniel Scioli, ex vicepresidente de la Nación; entre otros.

La Corte Suprema llama a licitación por 18 millones de pesos para el mantenimiento de aires acondicionados

Cristina Kirchner habló durante 30 minutos, donde destacó el proceso de nacionalización de YPF que se llevó a cabo en su mandato y explicó que en su gobierno se solucionó el endeudamiento externo y otros problemas estructurales del país.

“Con defectos, con errores, con modales que a algunos no les gustaban, nuestro gobierno había encontrado la forma de desendeudar a los argentinos. Recuperamos YPF y le pagamos el corralito a la primera Alianza”, declaró la vicepresidenta. Por otro lado, intentó justificar que en su gestión no se logró solucionar “la inflación ni la economía bimonetaria”.

“Debemos centrarnos en que gobernar es administrar esas tensiones en favor de las grandes mayorías. El que quiera gobernar la Argentina sin tensiones ni conflicto, que se postule a la presidencia de Suiza”, remarcó.

El frío selectivo de Roby Baradel: el creador del frazadazo de 2019 ahora se llama a silencio

Más adelante se refirió específicamente al proceso de nacionalización de YPF: “No fue una decisión ideológica ni dogmática, fue una decisión realista recuperar la soberanía hidrocarburífera para los argentinos”, explicó. En ese momento, aprovechó para exigir a Techint, principal empresa productora de caños sin costura, que “traigan a la Argentina la chapa laminada que hacen en Brasil”.

“No podemos darles 200 millones de dólares para que se paguen ustedes mismos a una subsidiaria. No les pedimos que pierdan plata. Yo no le pediría algo que como empresaria no haría. Esa es mi máxima”, resaltó Kirchner, cuando le pidió a Alberto Fernández que “use la lapicera con los que tienen que darle cosas al país”.

 

Además:

Quilmes: 59 escuelas públicas están sin clases por falta de calefacción y electricidad